Por Mónica Delgado

La mezcla mexicana de exportación registró un incremento semanal –el cuarto de manera sucesiva– de 4.93 por ciento o 2.72 dólares por barril, al ubicarse el 12 de febrero en 57.89 dólares por tonel, su nivel más alto desde el 10 de enero de 2020.

En lo que va de 2021, el precio del petróleo mexicano registra un aumento acumulado de 22.75 por ciento o 10.73 dólares por barril y un nivel promedio de 52.67 dólares por tonel, 10.57 unidades por arriba de lo previsto en la Ley de Ingresos para 2021, que es de 42.10 dólares por barril, esto es, 25.1 por ciento más.

A nivel global, del 8 al 12 de febrero, los precios de los contratos a futuro de los crudos West Texas Intermediate (WTI) y Brent finalizaron la semana con desempeño positivo, por segunda semana sucesiva, debido al descenso programado del nivel de bombeo de los grandes productores de crudo.

A ello se sumó la debilidad del dólar (que hizo más atractivas las materias primas denominadas en esa moneda); la expectativa positiva de que los programas de vacunación continúen dando soporte hacia una posible recuperación de la demanda.

De igual forma incidió la posibilidad de un mayor apoyo fiscal que permita la reactivación económica en los Estados Unidos e impulse la demanda; y la expectativa de que los inventarios de crudo, en particular los estadounidenses, sigan a la baja como señal de mejoría del mercado de combustibles.

Así, el WTI para marzo y Brent para abril de 2021 mostraron una variación positiva durante la semana de análisis de 4.61 por ciento o 2.62 dólares por barril más y de un aumento de 5.21 por ciento o 3.09 dólares por tonel más, respectivamente, al cerrar el WTI en 59.47 dólares por barril y el Brent en 62.43 dólares por tonel el 12 de febrero, sus mayores niveles desde el 21 y 29 de enero de 2020, respectivamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí