Red de corresponsales

Washington, EU. La pérdida de plazas laborales en Estados Unidos a causa de la emergencia sanitaria del COVID-19 no cesa, pues el número de solicitudes de seguro por desempleo en ese país fue de 1.87 millones esta semana, con lo que desde el inicio de la pandemia 42.6 millones de personas han solicitado este beneficio, de acuerdo con los datos emitidos hoy por el Departamento del Trabajo.

De esta manera, el desempleo ya sobrepasó las cifras de la Gran Depresión, pero se ha reducido en los más recientes reportes, lo que se estima un dato favorable de acuerdo con el sitio especialalizado Bloomberg, que retoma las proyecciones de Citigroup y Goldman Sachs.

La reducción en los empleos privados, en los sectores no relacionados al campo, sería de dos millones 760 mil entre abril y mayo, de acuerdo con el cálculo de la empresa ADP.

A pesar de que es el peor dato que se puede apreciar, comparado con la época previa a la pandemia, se estimaba que se habrían perdido el empleo 8.7 millones en el mismo periodo, por lo que se considera un resultado positivo.

Los pagos a las personas que acceden al seguro de desempleo incluyen  600 dólares concedidos por el Congreso, pero al finalizar julio esta cifra ya no será entregada a los ciudadanos, lo que podría provocar que se reactiven las búsquedas de empleo antes de que este periodo termine, informó la National Public Radio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí