Redacción

La Junta General Anual de Audi determinó transferir la totalidad de sus acciones a Volkswagen AG, con la finalidad de fortalecerse y potenciar la futura competitividad del Grupo.

El Grupo Volkswagen y AUDI AG han intensificado su cooperación en los últimos años, por ejemplo, creando plantas de producción compartidas o plataformas y módulos desarrollados y utilizados conjuntamente para la fabricación de vehículos convencionales o electrificados.

Recientemente se sentaron las bases para el futuro de las sinergias entre ambas marcas con el desarrollo conjunto de software en la nueva Car.Software-Organization y con el desarrollo de la conducción autónoma en la empresa conjunta entre la antigua filial de Audi, Autonomous Intelligent Driving GmbH, y ARGO AI.

En este contexto, la Junta General Anual de Audi votó por la transferencia de las acciones restantes de la marca a Volkswagen AG, que ya posee el 99.64 del capital social de AUDI AG. En comunicado, Audi AG, informó que Volkswagen AG, como principal accionista había presentado una solicitud de transferencia de acciones el 28 de febrero de 2020; posteriormente, el pasado 16 de junio especificó los detalles de esta solicitud.Como contra-prestación por la transferencia de las acciones, Volkswagen AG fijó la compensación en efectivo en mil 551.53 euros por cada acción de Audi.

En el periodo obligatorio de tres meses antes del anuncio de solicitud de transferencia de acciones, el precio medio de las acciones era de 813.15 euros, lo que significa que la compensación en efectivo fijada es aproximadamente un 90 por ciento superior que el precio medio.

La operación fue examinada y confirmada por la empresa de auditoría independiente Baker Tilly, elegida y nombrada por el tribunal.

“La capitalización bursátil de 66 mi 700 millones de euros muestra la capacidad de generar beneficios y la solvencia que presentan las marcas del Grupo Audi, su cartera de productos y la empresa en su totalidad”, declara Arno Antlitz, responsable financiero de AUDI AG, durante la celebración de la Junta General Anual. “Son unas condiciones muy favorables, que nos colocan en una situación de liderazgo para la afrontar la transformación a largo plazo”.

En el contexto del impacto económico por la pandemia del coronavirus, Audi ha reportado la caída de ventas y facturación, una pérdida operativa en la primera mitad del año.
La liquidez neta se mantiene en un nivel muy alto de 19 mil 900 millones de euros (a finales de diciembre de 2019: 21.800 millones de euros).

El objetivo es guiar a Audi de forma estratégica y flexible a través de esta crisis sin comprometer su viabilidad en el futuro. Al mismo tiempo, Audi ha mantenido estables los procesos principales, por ejemplo, en las áreas de desarrollo técnico y producción.
“A pesar de la crisis, no estamos tomando decisiones que afecten sustancialmente al producto y, por lo tanto, no se compromete nuestra competitividad en el futuro. Nos estamos centrando en las sinergias dentro del Grupo Volkswagen como estrategia que nos permitirá alcanzar nuestros objetivos”, afirma Antlitz.

“Para nosotros, la crisis actual es también una oportunidad de cambio, que es lo que hemos decidido hacer. Ahora tendremos la ocasión de seguir nuevos caminos y demostrar una vez más que cumplimos nuestro eslogan Liderazgo por tecnología”, añade Markus Duesmann, CEO de la marca.

La transferencia de acciones también tiene como objetivo subrayar el eslogan de la marca y refuerza el papel de Audi dentro del Grupo Volkswagen. Como ingeniero y máximo responsable de Audi, Markus Duesmann ha asumido el liderazgo en Investigación y Desarrollo para el Grupo. Desde esta posición también se encarga del desarrollo del software del Grupo, liderando la recientemente fundada Car.Software-Organization, que tendrá su sede en el IN Campus de Ingolstadt, y que aumentará la proporción de desarrollo de software a nivel interno dentro del Grupo Volkswagen, del actual 10% al 60% en 2025.

Con el proyecto Artemis, Audi acelera el desarrollo de modelos eléctricos de alta eficiencia. Se trata de un completo ecosistema automovilístico y un modelo de negocio que abarca todo el ciclo de vida de un vehículo, y que define el futuro de la clase de lujo y el posicionamiento premium de Audi.
El equipo de Artemis se beneficiará de las altas sinergias del Grupo y “aprovechará todo el potencial de las tecnologías de Audi y de todo el Grupo Volkswagen”, afirma Duesmann. Audi presentará su primera visión en 2021, y el primer modelo eléctrico de producción en serie fruto del proyecto Artemis complementará la gama de Audi en 2024.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí