Red de corresponsales

El secretario del Ayuntamiento, Erick Santiago Romero Benítez reconoció que debido a la pandemia COVID-19 se elevó en un 30% el comercio informal en la capital.

Reconoció que este escenario que se vive en Cuernavaca no es privativo de una ciudad, sino en general en el país se está registrando un incremento del comercio ambulante, debido a que se ha registrado el cierre de empresas y pérdidas de empleos. Dijo que en relación a estos dos escenarios, se ha elevado el desempleo, y como consecuencia se ha incrementado la venta de productos de manera informal.

“Sí se ha incrementado el ambulantaje en los últimos meses, la pandemia ha traído el cierre de negocios establecidos y como consecuencia la gente pierde sus empleos, y se dedican a la venta de productos de temporada como cubrebocas y gel antibacterial”, expresó Romero Benítez.

Mencionó que debido al incremento del comercio informal y que provoca una competencia desleal para el sector establecido, se están coordinando para realizar operativos e inhibir esta práctica en la ciudad.

En tanto, los comerciantes que fueron reubicados en el merendero frente al IMSS, solicitaron a la autoridad realizar operativos, debido a que en los alrededores del hospital siguen instalándose comerciantes ambulantes.

Lo anterior, aseguran les causa baja en sus ventas, porque los consumidores no compran en los negocios establecidos, “es una competencia desleal, nosotros nos reubicamos para colaborar con las autoridades, ahora les pedimos ayuda para controlar el comercio ambulante”, expresó un comerciante de la zona del merendero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí