Por Maricela Palacio

La Federación de Hemofilia de la República Mexicana informó que durante la campaña  #TodosFamiliaTodosHemofilia que realizó en 2020, se logró detectar casi 90 posibles nuevos casos de pacientes, lo que permitirá mejorar la calidad de vida de esas personas. De igual forma, incrementó 20 por ciento el número de inscritos en el Registro Nacional de Personas con Coagulopatías.

La epidemia de Civid-19 no impidió que en 2020 la Federación realizara su campaña, para informar a las personas que viven con esta condición sobre la disponibilidad de tratamientos en instituciones de salud pública. La hemofilia es un trastorno hemorrágico hereditario en el cual la sangre no se coagula de manera adecuada. Esto puede causar hemorragias tanto espontáneas como después de una operación o de tener una lesión, principalmente en hombres y muy rara vez en mujeres..

De acuerdo a los institutos de salud de los Estados Unidos, esta enfermedad poco frecuente, los pacientes también pueden sangrar internamente por las rodillas, tobillos y codos. La hemorragia en las articulaciones provoca dolor y, cuando no se trata, puede conducir a artritis. Las hemorragias cerebrales constituyen una complicación muy seria de la hemofilia y requieren tratamiento de emergencia.

Minerva Cruz Ramírez, presidenta de la Federación señaló que en el país existen alrededor de 5 mil 800 casos de Hemofilia, de los cuales el 75% podrían no contar con el tratamiento adecuado o no tener acceso regular al mismo.

“De no recibir ningún tipo de tratamiento, los pacientes con hemofilia tienen riesgo de sufrir lesiones articulares, incluso perder la movilidad parcial o permanente, sin embargo, lo más peligroso es que si no se trata adecuadamente pone en peligro la vida de las personas”, destacó. 

Para alcanzar a la mayor cantidad de personas posibles e informar sobre esta condición, durante la  campaña se difundieron aproximadamente 186 millones de mensajes a través de diversas plataformas:  radio, perifoneo y redes sociales como Facebook, YouTube y Twitter. Se estima que con estas acciones se logró un alcance de aproximadamente 7 millones de personas a nivel nacional, cifra que equivaldría a llenar el Estadio Azteca más de 70 veces.

Los estados en los que se desplegó la campaña son: Estado de México, Jalisco, Nuevo León, Michoacán, Yucatán, Chiapas, San Luis Potosí, Querétaro, Durango, Nayarit, Baja California Sur, Sinaloa, Aguascalientes y Zacatecas. Todos con una representación estatal de la Federación de Hemofilia de la República Mexicana. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí