Por Francisco Romero

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, defendió su política social en favor de los pobres, aludiendo al jerarca de la iglesia católica, el Papa Francisco.

Así, en el marco de su conferencia de prensa mañanera, el jeje del Ejecutivo descartó que su política social implique que en México se vaya a implementar el régimen del comunismo, por lo que explicó que la filosofía de su administración es colocar a los mexicanos en condición de marginación y pobreza en el centro de la estrategia.

En este sentido, recordó que el Papa Francisco ha dicho que “defender al pobre no es ser comunista, es el centro del evangelio”.

Subrayó que las cosas han cambiado, porque “ya no podía seguir el gobierno secuestrado, tomado, al servicio de una minoría y dándole la espalda al pueblo”.

En otro orden de ideas, el presidente recordó que México cuenta con reservas de 192 mil 606 millones de dólares, por lo que esto ayuda a que no se adquiera deuda pública para hacer frente a la crisis derivada del coronavirus.

De esta manera, reconoció que el Banco de México (BANXICO) ha aumentado las reservas y ha mantenido las finanzas públicas sanas.

“Son 192 mil 606 millones de dólares de reservas. No necesitamos créditos y tampoco es usar reservas y endeudar al país; no dejarle la carga a las nuevas generaciones, ya que más deuda es pagar más intereses y restar recursos para el pueblo de México”, explicó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí