Redacción 

Ante el registro de más de 90 mil decesos por COVID-19, el partido Morena arrebató 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar -antes llamado de Protección contra Gastos Catastróficos-, en un acto de insensibilidad criminal, declaró Jesús Zambrano Grijalva, presidente Nacional del Partido de la Revolución Democrática.

“Es necesario recordar que este fondo atiende ‘nada más’, según declaró la bancada morenista, 66 padecimientos de gravedad como el cáncer y el VIH en población que no cuenta con seguro social”, lamentó el perredista.

De acuerdo con cifras de la Dirección Nacional de Epidemiología, se han sobrepasado las 90 mil defunciones y el estado de Chihuahua ha regresado al nivel rojo del semáforo propuesto para regular las medidas de confinamiento en cada entidad federativa. Este panorama desolador se da después de una franca irresponsabilidad por parte del titular del Ejecutivo Federal para manejar la pandemia: tan sólo a inicios de junio, el mandatario invitaba a la gente a salir “poco a poco” porque, según sus estimaciones, “nos hace falta que haya ya normalidad, no sólo en la frontera (de México con Estados Unidos), sino en todos lados”.

De igual manera, la situación global indica que los países deben estar preparados para un rebrote de COVID-19, pero el Gobierno Federal mexicano, por el contrario, ha decidido quitar esos 33 mil millones de pesos del sector salud para concentrarlos en Hacienda y darles un uso discrecional, indicó Zambrano Grijalva, aun cuando la Direcciónn Nacional de Epidemiología estima que existen más de 105 mil defunciones por COVID no declaradas.

En este contexto, la decisión del partido Morena y sus aliados sobre la aprobación de un recorte de 33 mil millones de pesos en el Fondo de Salud es absolutamente reprobable, declaró el líder perredista. Si bien dichos recursos se concentrarán en la Tesorería de la Federación bajo la premisa de que serán empleados para adquirir vacunas contra COVID-19, el dictamen aprobado no especifica estas intenciones, porque los legisladores responsables promovieron una laguna de ambigüedad para propiciar un ejercicio discrecional de estos fondos.

Ante este escenario tan lastimoso para la sociedad mexicana, el PRD se mantendrá atento para tratar de evitar que estos recursos se utilicen para evitar otros fines.

De igual forma, inf0rmó que dicho instituto político seguirá insistiendo en que se declaren medidas de emergencia para atender la falta de equipamiento del personal de salud que ya está cansado y para proteger el empleo y el ingreso de millones de personas que lo han perdido.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí