Por Francisco Romero

A pesar de la situación de emergencia que ya impera de nuevo en Europa por repuntes en el número de contagios de COVID19, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, descartó que México se encuentre en “una situación de alarma”, pues afirmó que las defunciones de mexicanos por el coronavirus van a la baja.

“Una cosa es Europa y otra es nuestro país; no estamos en una situación de alarma”, afirmó el jefe del Ejecutivo en el marco de su conferencia matutina de este miércoles.

López Obrador reconoció que en algunas entidades del país ha aumentado el número de contagios por COVID19, pero enfatizó que las defunciones han bajado.

En ese sentido, dijo que se aplicará un plan para reforzar la atención médica en estados como Durango, Coahuila, Chihuahua y Nuevo León.

“Nosotros no estamos en una situación de emergencia para tomar medidas de confinamiento y volver a cerrar negocios comerciales; estamos confiando mucho en la gente, en que nos ayuden, en que todos nos cuidemos, el pueblo de México es muy responsable”, aseguró.

Asimismo, reiteró el discurso que le ha funcionado y le permitió ganar las elecciones hace dos años.

“Confío mucho en la gente, es muy responsable”, afirmó el político tabasqueño, al descartar la aplicación de medidas coercitivas.

“Cuando hicimos un llamado desde Palacio Nacional, la gente nos hizo caso y por eso -según él-, no se desbordó la pandemia y nos pudo dar tiempo de tener las camas, los equipos y los especialistas para que todos tuvieran una atención médica; fue una buena estrategia y funcionó el apoyo de la gente; además los adultos mayores recibieron por anticipado sus pensiones y se guardaron”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí