Por Francisco Romero

Luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró que la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica propuesta por el Presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), obstaculiza la competencia económica y beneficia indebidamente a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el Gobierno mexicano negó el regreso de un monopolio del Estado para privilegiar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

En ese sentido, la secretaría de Gobernación (SEGO), Olga Sánchez Cordero, descartó enfática que el gobierno federal esté promoviendo un monopolio, tal como ha ocurrió durante décadas en México y que derivó en una sensible crisis energética.

“No se está promoviendo el monopolio, no es un monopolio porque está precisamente la iniciativa privada y las empresas privadas dentro de este sector ya están”, manifestó la titular de la en la conferencia mañanera de este jueves cuatro de febrero.

De esta manera, la funcionaria salió en defensa de la propuesta que el Presidente envió el lunes al Congreso para darle prioridad a las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la CFE sobre los generadores privados de renovables y por último las de ciclo combinado.

Las declaraciones de la secretaria se producen un día después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró inconstitucionales más de 20 disposiciones de la política que la Secretaría de Energía (SENER) emitió el año pasado con lineamientos similares a los de la iniciativa.

Sánchez Cordero, quien fue ministra de la Corte, rechazó que esto afecte el avance de la reforma en el Congreso.

“Tenemos los suficientes asideros convencionales y constitucionales para avanzar”, afirmó la secretaria de Gobernación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí