Por Alejandro Durán

A causa de los embates de la crisis sanitaria y la política económica adoptada por la administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, en 2020 desaparecieron un millón 010 mil 857 negocios, lo que representa el 20.8 por ciento de los establecimientos reportados un año antes.

De esta manera, de los 4.9 millones de establecimientos reportados en los Censos Económicos 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), apenas sobrevivieron 3.9 millones (el 79.2 por ciento).

Al dar a conocer un balance sobre el desempeño de las unidades productivas durante el último año, resultó que mientras un millón 010 mil 857 negocios cerraron sus puertas de manera definitiva, unos 619 mil 443 negocios nacieron en ese mismo periodo.

Los establecimientos nacidos durante 2020 tienen en promedio dos personas ocupadas, mientras que los establecimientos que cerraron sus puertas ese mismo año tenían en 2018 un promedio de tres personas ocupadas.

“Del 20.8 por ciento de establecimientos que murieron, 5.6 por ciento eran formales en 2018. De los establecimientos sobrevivientes, 25.9 por ciento son formales”, destacó el INEGI.

Por sector de actividad económica, del total de establecimientos del ámbito informal que cerraron definitivamente sus puertas 10 por ciento realizaba actividades de Servicios Privados No Financieros y 9.5 por ciento se dedicaba al Comercio.

Cabe mencionar que la mayor proporción de muertes de establecimientos formales ocurrió en Quintana Roo y Campeche con 28.9 y 24.9 por ciento, respectivamente. Las entidades con más muertes de establecimientos informales fueron Baja California Sur (34) y Quintana Roo (33.6 por ciento).

El Estudio encontró que la mayor disminución de personal se dio en abril y mayo de 2020, tanto en el ámbito formal como el informal, con una disminución de 23 y 27 personas ocupadas, respectivamente.

Un dato importante que identificó el INEGI es que el 46.2 por ciento de los establecimientos que sobrevivieron en 2020 tienen personal ocupado con estudios de primaria y secundaria, mientras que 24.7 por ciento de los establecimientos muertos tenían personal con estudios superiores y de posgrado, conforme a lo reportado en 2018.

También se observó que 10.6 por ciento de los establecimientos sobrevivientes reportaron acceso a financiamiento en 2018; mientras que entre los establecimientos muertos sólo 10 por ciento reportó financiamiento en ese mismo año.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí