Magnite, la mayor plataforma independiente de publicidad omnicanal del mundo, publicó su informe “CTV in LATAM: The Future Forward”, donde identifica cómo las personas consumen televisión y explora las oportunidades para que los anunciantes logren conectarse con audiencias leales, a medida que se acelera el cambio a CTV (televisión conectada a internet) y el comportamiento de los consumidores evoluciona. El estudio destacó que 7 de cada 10 mexicanos usan una plataforma de streaming a diario y el 65 por ciento del tiempo de consumo televisivo se hace en streaming.

CTV triunfa sobre la señal televisiva

México lidera en adopción generalizada de plataformas de streaming de CTV con más de nueve de cada diez (92%) consumidores que la usan al menos una vez a la semana. Los encuestados brasileños siguieron de cerca el consumo semanal de streaming (91%) seguidos por los argentinos (81%).

En cuanto a la predilección de los consumidores, el 89 por ciento de los espectadores en México dijo que prefiere el streaming y el 84 por ciento elegiría el streaming si tuviera que escoger un solo tipo de transmisión. El 65 por ciento del tiempo de consumo televisivo en el país se hace por streaming, mientras que los  brasileños y argentinos le dedican el 63 y 58 por ciento del tiempo, respectivamente.

Las audiencias de streaming son más leales y están más abiertas a la publicidad

Los espectadores de streaming están mucho más atentos a los contenidos que cuando ven programas transmitidos por televisión, lo que conduce a una mayor interacción con la publicidad. La encuesta encontró que 8 de cada 10 mexicanos declararon ser receptivos a la publicidad en CTV y el 73 por ciento está dispuesto a ver anuncios a cambio de programación gratuita o a bajo costo.

Los encuestados manifestaron que disfrutan descubrir nuevos productos a partir de anuncios en programas de streaming. El 74 por ciento dijo que reacciona con la búsqueda en línea del producto y un 67 por ciento con la compra, después de la exposición a la publicidad.

Aunque la publicidad de CTV todavía está en una etapa temprana en América Latina, los hallazgos de nuestra investigación sugieren que hay grandes oportunidades en este nuevo formato“, dijo Rafael Pallarés, Head of LATAM en Magnite. “La clara preferencia por el streaming sobre la transmisión televisiva, junto con la receptividad de los consumidores hacia los modelos con publicidad, es un indicador de confianza en el crecimiento futuro de CTV con publicidad, tanto para los medios de streaming como para los anunciantes.”

 Otros hallazgos destacados:

  • La cantidad que la gente está dispuesta a pagar por la televisión en streaming es aún mayor que la cantidad que están pagando actualmente, lo que indica que hay espacio para servicios adicionales. En México, los consumidores gastan un promedio de 363 pesos al mes, pero están dispuestos a gastar hasta 533 pesos mensuales. La mayoría (75 por ciento) de los consumidores declararon que planean suscribirse a otro servicio.

  • Los mexicanos también quieren maximizar el acceso al contenido de streaming dentro de su inversión actual. La mayoría de los encuestados (76 por ciento) preferiría ver contenido gratuito o con un costo reducido apoyado por anuncios y el 85 por ciento dijo que desearía que hubiera más servicios de streaming de video gratuitos.
  • Entre aquellos que prefieren ver contenidos producidos internacionalmente, 85 por ciento dijo que desea aprender sobre diferentes culturas y el 71 por ciento quiere mejorar sus habilidades lingüísticas extranjeras. El contenido internacional se consume más que el contenido producido localmente (64 y 36 por ciento respectivamente), pero el 61 por ciento de los encuestados dijo que quiere más contenido local.

Para realizar el informe “CTV in LATAM: The Future Forward” de Magnite, se aplicaron más de cuatro mil encuestas a consumidores en los mercados más grandes de la región: Brasil, Argentina y México.  Todos los detalles están disponibles en  (link).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí