En Estados Unidos, la FDA autorizó no sólo la venta de IQOS, de Philip Morris, sino que permitió su comercialización como producto con una exposición reducida. Por el contrario, en México, ¿ganaron los prejuicios sin sustento o se firmó un decreto ignorando la evidencia científica? ¿es un tema de impuestos o de ver por la salud de la población?

Puntos clave:

1.- A nivel mundial, la evidencia científica ha demostrado que IQOS permite una reducción significativa de sustancias tóxicas.

Ningún científico, ni la empresa, dice que es un dispositivo libre de riesgo ni sano. Es una alternativa.

¿Por qué se opone el gobierno a este tipo de alternativas? ¿por qué frente a una opción para los fumadores se opone con tal fuerza? ¿es ignorancia o hay intereses detrás?

2.- Paradójico lo que pasa en México, porque en Inglaterra y otros países no sólo existe una política pública que apoya este tipo de alternativas, sino que incluso las promociona en televisión y otros medios. Por el contrario, México presume una bandera a favor de la salud, pero bloquea la innovación.

3.- El hecho de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos haya autorizado la comercialización de IQOS, es un hecho clave para reanudar el debate en el tema.

4.- La actual administración en México, que emitió un Decreto para prohibir la importación y exportación del tabaco calentado y otros productos, ¿ignoran las diferencias entre IQOS y otras opciones como cigarros electrónicos? ¿los confunden? Pareciera que legisladores y hasta la Presidencia desconocieran detalles simplistas como estos.

5.- Ahora que México se rezaga en aceptar las innovaciones a escala mundial, ¿será un caso más donde dejamos mal posicionado al país? ¿somos una nación o un pequeño lugar donde la razón no tiene cabida? ¿aceptamos la innovación o elegimos lo antaño aunque nos dañe?

Quien no fuma nunca debe de hacerlo, y quien ya fuma debe de dejarlo.

Más allá de posiciones personales a favor o en contra de este tipo de alternativas, es importante escuchar las voces de los científicos y los ejemplos mundiales sobre la importancia de tomar decisiones racionales.

A veces queriendo ayudar resulta que hacemos más daño, ¿será el rumbo que elijan nuestras autoridades?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí