Redacción

A partir de ayer lunes 8 de febrero está permitida en la Ciudad de México la apertura de tiendas departamentales y centros comerciales, sitios que podrán operar con un aforo del 20 por ciento.

Entre las medidas que son obligatorias es el uso de cubrebocas para trabajadores y clientes, únicamente se permitirá el acceso de una persona por familia con un tiempo de permanencia de 30 minutos y el horario de operación será de martes a domingo, 24 horas al día.

Para los restaurantes y áreas de comida que operan dentro de los centros comerciales podrán brindar servicio al aire libre, en caso de no contar con áreas habilitadas, el servicio deberá ser para llevar.

Es obligatorio el contar con el Código QR para el rastreo de posibles contagios a empleados y clientes. Y se deberán realizar pruebas semanales al 20% de los vendedores de piso.

El Gobierno de la Ciudad de México precisó que se ha registrado una disminución en el número de hospitalizaciones e ingresos hospitalarios, por lo que se permitió en un primer momento la apertura de restaurantes al aire libre y paulatinamente se han integrado otros comercios como parte del programa “Reactivar sin arriesgar”.

Además, continuarán dando servicio al aire libre y, por ello, tienen autorizado usar banquetas y espacios de la vía pública.

En el caso de otros comercios deberán permanecer la atención al aire libre, pero el horario de operación se modificará de martes a domingo y hasta las 17:00 horas.

La Ciudad de México permanece en rojo en el semáforo epidemiológico, estado en el acumulará su octava semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí