Por Alejandro Durán

En línea con el débil desempeño que reporta la economía mexicana, la actividad comercial del país se mantiene en números negativos, pues durante enero de este año las ventas en los negocios al menudeo como al mayoreo cayeron 7.6 y 4.5 por ciento, respectivamente.

Con ello, las ventas en los negocios minoristas acumularon una racha de 11 caídas consecutivas, en tanto que en los mayoristas sumaron 13 tropiezos, las peores rachas para ambos indicadores desde que se reportan (2009).

Según un reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las mayores caídas en el sector minorista se registraron en la Ciudad de México (-17.4 por ciento); Quintana Roo (-15.7); Puebla (-15.2); y Querétaro (-13.8 por ciento).

En contraparte, los mayores avances entre los comercios al menudo se pudieron apreciar en Colima (7.4 por ciento);

Respecto a los comercios mayoristas, resultó que las caídas más sensibles se reportaron en Quintana Roo (-19.8 por ciento); Baja California Sur y Campeche (-16.2 por ciento cada uno); y Sinaloa (-12.1 por ciento).

En su comparativo mensual, resultó que los ingresos de las empresas comerciales al por mayor aumentaron 0.9 por ciento de diciembre a enero, en tanto que en las minoristas avanzaron 0.1 por ciento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí