Red de corresponsales

En Culiacán, Sinaloa, una ciudad considerada como foco rojo en los comicios, fue levantado la madrugada de este sábado el secretario de Organización del Comité Directivo del Partido Revolucionario Institucional, José Alberto Salas Beltrán.

Los reportes de los medios locales indican que el grupo armado interceptó ayer sábado al político en un domicilio en el fraccionamiento Colinas del Rey a las 05:00 horas. En el sitio se encontraron rastros de sangre.

Bajo las anclas del PRI, José Alberto Salas Beltrán ha ocupado diversos cargos como la de delegado en la Secretaría de Desarrollo Social en Sinaloa.

En la administración de Quirino Ordaz Coppel, actual gobernador del estado, estuvo en el puesto de subsecretario de Planeación de Sedesol.

En Sinaloa —bastión del poderoso cártel con el mismo nombre—, los narcos han hecho sonar su artillería pesada, envueltos en una nueva narcoguerra. Guerra interna, una pelea al interior de dicho grupo criminal.

Pero el repunte de los últimos meses tiene explicaciones más allá de las disputas del cártel liderado por Ismael Zambada García, el Mayo y Los Chapitos. El semanario local Ríodoce especialista en narcotráfico en aquella región lo achaca, en parte, a las elecciones intermedias que se celebrarán este domingo 6 de junio.

Las amenazas y agresiones de los narcos sinaloenses tienen mucho que ver con los procesos electorales, pues ellos ya han fijado sus posiciones.

En Escuinapa —la sexta ciudad en importancia del estado de Sinaloa— se registró la primera amenaza de la organización del Mayo a un candidato. Se trata del aspirante de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de la región, Hugo Enrique Moreno Guzmán.

El candidato, de acuerdo con Ríodoce, denunció el 17 de abril ante el Instituto Electoral del Estado de Sinaloa agresiones por parte de comandos armados, en las comunidades Isla del Bosque, Palmillas, La Concha y Teacapán. Le advirtieron que se retirara de las regiones o de lo contrario les iba a disparar. Moreno Guzmán aseguró que los presuntos criminales les dejaron dicho a él y su equipo de campaña, que los únicos aspirantes con permiso para entrar son los del Partido Sinaloense y Morena.

Esmeralda Zatarain, aspirante del PRI a la alcaldía de Concordia, hizo pública su renuncia a través de Facebook, donde especificó que su declinación se debía a asuntos personales. El candidato del tricolor al municipio de San Ignacio, Luis Alberto Sandoval desistió a su carrera política alegando también cuestiones personales.

Pero no son las únicas ciudades donde la delincuencia campa a sus anchas. En Culiacán —capital de Sinaloa— Aáron Rivas, considerado el segundo candidato del PRI renunció de un día para otro. Según Ríodoce, recibió amenazas del narcotráfico.

La periodista mexicana, Anabel Hernández, señala que el Mayo Zambada está cada vez más atento a los procesos electorales a nivel estatal “no sólo porque ahí está asentado el corazón de su poder criminal y su familia, sino porque ahí están muchos de los negocios legales que le permiten lavar su dinero”, asevera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí