Por Alejandro Durán

Tras al descalabro de este 2020, la recuperación de la economía será lenta, aprecian analistas consultados por el Banco de México (BANXICO), en virtud de que consideran que en 2021 y 2022 estiman que el Producto Interno Bruto (PIB), repuntará 3.01 y 2.22 por ciento, respectivamente, lo que resultará sustancialmente insuficiente para resarcir la caída de 9.97 por ciento que esperan para este año.

Por lo anterior, tomando en consideración la contracción de 0.1 por ciento que experimentó la economía en 2019 así como las proyecciones para este y los dos siguientes años, los especialistas consideran que durante los primeros cuatros años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador el PIB reportará un decrecimiento promedio anual de -1.21 por ciento, el peor desempeño para un periodo similar de los últimos 80 años.

Al dar a conocer los resultados de la Encuesta sobre las expectativas de los especialistas del sector privado, correspondiente a agosto de este año, el BANXICO precisó que los analistas mejoraron marginalmente su expectativa de la economía mexicana para este año, al apreciar una contracción a tasa anual de 9.97 por ciento, a diferencia del 10.02 estimado en julio.

Para el año 2021, elevaron su expectativa de 2.88 a 3.01 por ciento, pero para el año 2022, la recortaron de 2.27 a 2.22 por ciento.

En esa misma línea, también mejoraron ligeramente sus pronósticos en material laboral, pues el mes pasado proyectaron que este año se perderían un millón 059 mil empleos, cifra que resulta menor al millón 173 mil plazas que estimaron en julio.

Sin embargo, acorde con la débil recuperación que pronostican los analistas, la estimación de nuevos empleos en 2021 la revisaron a la baja: De 396 mil que esperaban en julio, en agosto proyectan 347 mil.

Finalmente, los especialistas consideran que, a nivel general, los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México en los próximos meses se asocian con las condiciones económicas internas (42 por ciento), la gobernanza (27 por ciento) y las condiciones externas (22 por ciento).

“A nivel particular, los principales factores son la debilidad del mercado externo y la economía mundial (22 por ciento de las respuestas); la debilidad en el mercado interno (19 por ciento); la incertidumbre sobre la situación económica interna (18); la incertidumbre política interna (14 por ciento); y la política de gasto público (nueve por ciento de las respuestas).

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí