Redacción

El desplome en el tramo elevado de la línea 12 del Metro fue provocado por una falla estructural, vinculada a deficiencias en la construcción de la obra, confirmó el secretario de Obras y Servicios del gobierno de la Ciudad de México, Jesús Esteva Medina, al exponer el primer dictamen preliminar sobre el incidente que realizó la empresa noruega DNV.

En conferencia de prensa, el funcionario capitalino detalló que las fallas tuvieron que ver con lo siguiente:

  • -Proceso de soldadura de los pernos Nelson
  • -Porosidad y falta de fusión en la unión perno – trabe
  • -Falta de pernos Nelson en las trabes que conforman el conjunto del puente
  • -Diferentes tipos de concreto en la tableta
  • -Soldaduras no concluidas y/o mal ejecutadas
  • -Supervisión y control dimensional en soldaduras de filete

De acuerdo con el documento, tras visitas realizadas a la zona cero se observó la deformación en las vigas que conforman el puente de concreto-acero, fracturas en diversas trabes y soldaduras por donde pasaba el tren.

“Se observa un desplazamiento de las trabes, el cual permitió observar concretos diferentes y algunos de los pernos desoldados de las trabes, estos pernos denotan una deficiencia en el proceso de soldadura aplicado. Además, se observan diferentes tipos de concreto en la tableta, presumiblemente debido a posición por diseño de pernos y por modificación en condiciones de campo”, leyó.

Esteva Medina también indicó que en el viaducto elevado que colapsó hay la evidencia de no tener la totalidad de los pernos requeridos en el plano de diseño, y/ o huellas de soldadura de pernos posiblemente soldados, los cuales presumiblemente se desprendieron tras el accidente ocurrido el pasado 3 de mayo.

El informe de DNV apuntó que, derivado de la revisión física y documental, operativamente la Línea 12 del Metro trabajaba en condiciones normales, de acuerdo con sus protocolos o programas de traslados. Asimismo, indica que los componentes de las vías, rieles, gabinetes y motores de interruptores se observan en condiciones normales, cumpliendo con los protocolos de mantenimiento rutinario, de acuerdo con la inspección visual en el área analizada.

Sobre las líneas de investigación de la empresa, se enlistaron las siguientes:

1- ¿El diseño ha sido apropiado para el sistema de la L12?

2- ¿Cumplieron los materiales de construcción con lo requerido por el diseño?

3- ¿Cumplió la ejecución de la construcción con lo requerido por el diseño?

4- Otros factores posiblemente contribuyentes, tales como: operación, reparaciones y rehabilitaciones.

Por su parte, el director general de DNV México, Eckhard Hinrichsen, aclaró que el reporte presentado este miércoles es el primero de tres. Es preliminar, todavía no hay resultados finales.

“Seguimos con la investigación en varios frentes, el reporte de la fase 2 se entregará el 14 de julio, y el de la fase 3 el 30 de agosto”, adelantó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí