• Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, alista una propuesta para convocar a un periodo extraordinario de sesiones para declarar la desaparición de poderes en Tamaulipas.

Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, alista una propuesta para convocar a un periodo extraordinario de sesiones para declarar la desaparición de poderes en Tamaulipas, tras considerar que el Legislativo, Ejecutivo y Judicial de ese estado quebrantaron los principios del régimen federal y trastocan el orden constitucional, luego de la orden de aprehensión en contra del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

En un borrador, el senador pide a la Mesa Directiva de la Comisión Permanente someter a consideración “la posibilidad de convocar al Senado de la República a un periodo extraordinario de sesiones, a fin de que conozca de la petición de desaparición de poderes que, por su conducto, dirigimos a dicha Cámara Alta para que determine que se ha configurado la desaparición de los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial del estado de Tamaulipas y que es llegado el caso de nombrar un titular del poder ejecutivo provisional”.

De acuerdo con el documento, lo anterior, debido a que existen elementos para solicitar que el Senado de la República ejerza la facultad prevista en la fracción V del artículo 76 de la Constitución, después de la declaración de procedencia en la Cámara de Diputados en contra del gobernador de Tamaulipas, el posterior acuerdo de no “homologación” para la eliminación del fuero en el Congreso del estado, y la obtención de la Fiscalía General de la República (FGR) de una orden de aprehensión por parte de un juez federal.

Según el artículo segundo de la Ley Reglamentaria de la Fracción V del Artículo 76 de la Constitución, citado en el borrador, se configura la desaparición de los poderes de un estado únicamente en los casos de que los titulares de los poderes constitucionales quebranten los principios del régimen federal o abandonen el ejercicio de sus funciones, a no ser que medie causa de fuerza mayor.

En ese sentido, Monreal desarrolla una serie de argumentos que demostrarían que los tres poderes de Tamaulipas quebrantaron el pacto federal y el titular del Ejecutivo local habría abandonado sus funciones.

En el caso del legislativo de Tamaulipas dice que “se estima (…) violenta el pacto federal debido a que emitió un acuerdo de no homologación para encubrir al titular del Ejecutivo, respecto de quien la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión determinó que existían elementos para proceder penalmente por el delito de defraudación fiscal”.

En el mismo documento, Monreal señala que las declaraciones y resoluciones de las Cámaras de Diputados y Senadores son inatacables.

“Sin embargo, lo que ocurrió en el procedimiento de homologación del Congreso de Tamaulipas fue justamente una revocación de la declaratoria, lo que resulta por sí mismo contrario a la Constitución Federal debido a que somete a consideración de un poder local una resolución de la Cámara de Diputados materializándose, en la práctica, como un órgano de segunda instancia capaz de revertir la declaración de procedencia aprobada por la Cámara Federal”, expone.

Mientras que, el gobernador de Tamaulipas ha “actuado de hecho en contravención al pacto federal, con el argumento de que su fuero, inmunidad o protección constitucional provienen de la Constitución local y no así de la federal”, considera Monreal.

Además, pese a que el gobernador de Tamaulipas obtuvo una suspensión provisional en contra de su detención, y en últimos días ha reaparecido despachando en la casa de gobierno, el legislador de Morena dice en el escrito que se tiene conocimiento de que el gobernador ha abandonado el ejercicio de sus funciones de facto, sin que medie para ello renuncia o licencia previa, lo que está poniendo en riesgo la estabilidad institucional del estado.

“Las conductas desarrolladas por el gobernador del estado de Tamaulipas, que desconocen la actuación de la Cámara de Diputados Federal, quebrantan los principios del régimen federal”, afirma.

Por último, dice que, al poder judicial del Estado de Tamaulipas, debe atribuírsele que, por omisión, ha violado los principios del régimen federal.

“El poder judicial del estado de Tamaulipas no tan solo permaneció pasivo al no ejecutar acto alguno que dirigiera la relación entre el poder legislativo de la entidad y el de la federación, sino que, al igual que el gobernador de la entidad, también se manifestó públicamente, por conducto de su presidente, en contra de la Constitución federal, llevando a cabo señalamientos en el sentido de que el fuero del gobernador de la entidad proviene de la constitución local”, afirma.

El documento no aparece este lunes inscrito en la gaceta de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, pues, de acuerdo con una fuente, el legislador esperará a que la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resuelva el recurso de reclamación por el desechamiento de la controversia del ministro Juan Luis González Alcántara sobre el fuero del gobernador de Tamaulipas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí