Por Francisco Romero

En respuesta a la petición que lanzó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), de aplicar incentivos fiscales a las empresas para afrontar la emergencia sanitaria, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se mantuvo en la negativa y además ofreció exponer a grandes compañías que le adeudan al fisco más de 50 mil millones de pesos.

En ese sentido, el jefe del Ejecutivo consideró oportuno que el dirigente del CCE, Carlos Salazar Lomelí, le ayudara a persuadir a los grandes deudores del erario, pues aseguró que si al menos pagaran 25 mil millones de pesos, el gobierno federal podría aumentar la ayuda a las pequeñas y medias empresas.

“No podemos diferir el pago de impuestos, al contrario, le vamos a pedir a Carlos Salazar que nos ayude hablando con los dueños de las grandes empresas que deben dinero a la hacienda pública, le mandaré hoy la lista, porque si nos pagan tendríamos mucho más recurso para apoyar a las pymes”, dijo.

Finalmente, ante el llamado que lanzó el dirigente del CCE a que se organicen todas aquellas voces que piden la remoción del presidente de la República, López Obrador dejó en claro que no hay ruptura con el sector empresarial y prueba de ellos, dijo, es que diario se reúne con ellos y la mayoría están cumpliendo las recomendaciones de no despedir, ni bajar sueldos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí