Por Francisco Romero

A pesar de tratarse de información del propio gobierno, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, desacreditó la publicación de la noticia sobre la asignación de casi 90 millones de pesos para remodelar el estadio de beisbol en donde juega el equipo Guacamayas de Chiapas y cuyo propietario es su hermano, Pío López Obrador.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo aseguró que la difusión de la noticia es parte de la campaña, que según él, han emprendido los medios de comunicación en su contra, aunque terminó justificando la designación que hizo la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), como parte de la estrategia para modernizar al país.

“Es una calumnia (…); se trata de un programa de intervenciones urbanas, pero mas bien tiene que ver con la campaña en contra nuestra; el león cree que todos son peludos”, afirmó el político tabasqueño.

No obstante y pese a los argumentos del presidente por defender y justificar a su hermano de alguna decisión arbitraria en la asignación de recursos públicos y prioridades frente a la pandemia de COVID19, lo cierto es que la SEDATU si entregó los recursos al estadio mencionado, cuya dirección fue la que tipificó Pío López Obrador al momento de registrar la marca de su equipo de fútbol, las Guacamayas de Chiapas, ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial.

“La gente ya no les cree por qué como cada vez son más burros, se vuelven increíbles por su coraje hacia nosotros”, justificó López Obrador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí