Por Alejandro Durán

A causa de la desconfianza que genera la actual administración, así como los embates provocados por la pandemia del COVID19, la industria de la construcción transita por la peor crisis de la que se tenga registro, pues durante febrero el valor de la producción en dicho sector cayó -15.8 por ciento, con lo que sumaron 32 caídas consecutivas.

De esta manera, desde junio de 2018 (a un mes de la victoria de Andrés Manel López Obrador en las elecciones presidenciales de ese año), la industria de la construcción en México no ha vuelto a reportar números positivos en el valor de su producción.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el valor de la producción en los tres principales rubros de la construcción mostro números negativos durante febrero pasado: Mientras que el sector de edificación bajó -21.1 por ciento, las obras de ingeniería civil disminuyó -10.3 y los trabajos especializados para la construcción -10.0 por ciento.

Por lo anterior, en el primer bimestre, la industria de la construcción acumuló una contracción de -17.4 por ciento con relación a lo reportado en el mismo periodo de 2020.

Respecto al desarrollo de proyectos en la industria de la construcción, resulta que Nuevo León aporta el 11.9 por ciento del valor total a nivel nacional, seguido por el Estado de México (con el 10.2 por ciento). En un lejano tercer lugar si sitúa Tabasco con el 8.5 por ciento.

En su comparativo mensual, durante el segundo mes de este año el valor de la producción generado por las empresas constructoras creció 0.5 por ciento en términos reales respecto al mes precedente, con base en cifras desestacionalizadas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí