Por Alejandro Durán

Previo a la entrada en vigor de la contingencia por el coronavirus, la Inversión Fija Bruta (IFB), reportó una caída a tasa anual de 10.2 por ciento durante febrero de este año, lo que representó su mayor descalabro en 10 años, de acuerdo con datos ajustados por estacionalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De esta manera, el indicador (que representa los gastos realizados en maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de construcción); no había registrado números tan negativos desde la caída de 11.6 por ciento registrada en octubre de 2009, en el marco de la crisis financiera mundial.

Por medio de un reporte, el instituto explicó que la caída de 10.2 por ciento que anotó la IFB en el segundo mes del año fue resultado del comportamiento negativo que mostraron sus dos principales componentes.

De esta manera, mientras que la inversión en el rubro de la construcción cayó 8.7 por ciento, el destinado en maquinaria y equipo se desplomó 11.5 por ciento a tasa anual, de acuerdo a datos ajustados por estacionalidad.

En su comparación mensual, registró una disminución en términos reales de 1.7 por ciento durante febrero del presente año respecto al mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas.

Por componentes, los gastos efectuados en Maquinaria y equipo total descendieron 3.2 por ciento y en Construcción bajaron 1.0 por ciento en el segundo mes de 2020 frente al mes precedente, según datos ajustados por estacionalidad.

El Indicador de la Inversión Fija Bruta (IFB) proporciona información sobre el comportamiento mensual de la inversión fija, integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad. Ésta muestra cómo una parte del valor agregado bruto en la economía se invierte en lugar de ser consumida.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí