Por Mónica Delgado Torres

Luego de seis semanas de ganancias, la moneda mexicana se debilitó ante la fortaleza del dólar influenciada por la percepción de riesgo ante el repunte de contagios del Covid-19, principalmente en Estados Unidos y Europa.

A ello se sumó la perspectiva de una prolongada recuperación económica en la Unión Americana si el Congreso no aprueba el paquete de estímulos fiscales, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en su Gaceta económica.

El viernes pasado, el tipo de cambio peso-dólar cerró en promedio en 21.34 unidades por dólar, lo que implicó un aumento semanal de 1.22 pesos por dólar, es decir, 5.8 por ciento más.

Para Banco Base, esta baja representa la mayor caída desde la primera semana de abril y borra por completo la apreciación acumulada de las seis semanas previas.

El peso fue la divisa más depreciada pues había ganado terreno de forma acelerada desde agosto, sin que esto se debiera a fundamentales macroeconómicos.

Asimismo, la amenaza para la recuperación económica tiende a debilitar principalmente las divisas de economías emergentes de mayor liquidez, como es el caso del peso mexicano, alertó la entidad financiera.

En lo que va del año, la paridad peso-dólar reporta un nivel promedio de 21.79 pesos por dólar y una pérdida acumulada de 2.41 pesos por dólar o 18.0 por ciento.

Por su parte, el tipo de cambio FIX (que sirve para solventar obligaciones denominadas en dólares liquidables en México) reportó el 25 de septiembre un nivel de 22.4402 pesos por dólar, 1.47 pesos más respecto al dato observado el pasado viernes 18 de septiembre de este año, mayor en 7.01 por ciento.

En lo que va de 2020, el tipo de cambio FIX registra un nivel promedio de 21.8064 pesos por dólar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí