Por Alejandro Durán

A pesar de la retórica del presidente Andrés Manuel López Obrador de que la economía mexicana “ya tocó fondo” y está en franca recuperación, la realidad de los mexicanos es diferente: Cada vez aprecien una economía más débil que hace un año y, por si no fuera suficiente, consideran que la situación se pondrá peor en los próximos 12 meses.

Y lo anterior, porque de acuerdo con el sondeo que levantó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), para medir el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC), durante agosto, las variables que miden la percepción de los ciudadanos respecto a la situación económica actual comparada con la de hace un año reportó una caída de 0.7 puntos respecto a julio, en tanto que la opinión sobre la situación esperada para los siguientes 12 meses también disminuyó 0.5 unidades.

De esta manera, ambos componentes se mantienen en mínimos históricos y con tendencia a la baja, a diferencia de lo que los niveles positivos que mostraron a inicios de la segunda mitad del año 2018, una vez que el entonces candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, ganó las elecciones de julio de ese año.

En contraparte, los otros tres componentes principales del ICC reportaron ligeras alzas mensuales. Por ejemplo, la variable que recoge la opinión de los consumidores respecto a la situación económica actual de los miembros del hogar comparada con la que tenían hace 12 meses reportó un alza mensual de 1.8 puntos.

Por lo anterior, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC),se colocó en agosto de este año en 34.6 unidades, muy por debajo de los 47 puntos que reportó en marzo de 2019. Sin embargo, el nivel reportado en agosto significó una ligera recuperación de 0.5 unidades respecto a lo reportado en julio.

No obstante, en cuanto al nivel registrado por el ICC en agosto de 2019, el indicador cayó 8.7 enteros, resultado de las caídas anuales que reportaron los cinco componentes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí