Por Mónica Delgado

El precio del crudo mexicano de exportación registró un incremento semanal –el quinto de manera sucesiva– de 0.31 por ciento, es decir, 0.18 dólares por barril, al ubicarse en 58.07 dólares por tonel.

En lo que va de 2021 el barril de la mezcla mexicana registra un aumento acumulado de 23.13 por ciento o 10.91 dólares por barril más y un nivel promedio de 53.44 dólares por tonel, 11.34 unidades por arriba de lo previsto en la Ley de Ingresos para 2021 (de 42.10 dólares por barril), esto es, 26.92 por ciento más.

Del 15 al 19 de febrero, los precios de los contratos a futuro de los crudos West Texas Intermediate (WTI) y Brent registraron comportamiento mixto; se vieron impulsados por la posibilidad de un mayor apoyo fiscal que permita la reactivación económica en los Estados Unidos e impulse la demanda, la continuidad en los planes de vacunación a nivel global y la interrupción de la producción petrolera en Texas por el mal clima.

Sin embargo, al final de la semana los precios del petróleo descendieron ante la expectativa de una pronta reanudación operativa en campos de petróleo y gas por parte de las empresas del sector energético en Texas.

Así, el WTI para marzo y Brent para abril de 2021 mostraron una variación durante la semana de análisis de 0.39 por ciento menos, es decir, 0.23 dólares por barril menos, y de 0.77 por ciento más, es decir, 0.48 dólares por tonel mayor, respectivamente, al cerrar el WTI en 59.24 dólares por barril y el Brent en 62.91 dólares por tonel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí