Por Mónica Delgado

Del 10 al 14 de mayo, el peso se fortaleció frente al dólar, por segunda semana consecutiva, debido a un mayor apetito por riesgo, luego de que funcionarios de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ayudaron a calmar las preocupaciones sobre un rápido endurecimiento de la política en respuesta a la aceleración de la inflación estadounidense, al considerar que esta se debe principalmente a un efecto base, por lo que será transitoria y regresará a niveles cercanos al 2.0 por ciento en 2022.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que el 14 de mayo, el tipo de cambio peso-dólar cerró en 19.87 unidades por dólar, su menor nivel desde el 26 de abril pasado y un descenso semanal –el segundo de manera sucesiva- de 3 centavos por dólar.

Por su parte, Banco Base apuntó que el peso mexicano se ubicó como la octava divisa más apreciada.

El desempeño del tipo de cambio durante la semana se divide en dos partes: en la primera mitad de la semana, el tipo de cambio enfrentó presiones moderadas al alza, principalmente en la sesión del miércoles, luego de que se publicó la inflación de Estados Unidos de abril, en una tasa anual de 4.2 por ciento, considerablemente por arriba de la estimación del mercado de 3.6 por ciento.

Lo anterior ocasionó especulación de que las presiones inflacionarias podrían ser mayores a las anticipadas y obligar a la Reserva Federal a adoptar una postura menos flexible, según la entidad financiera.

Añadió que en la segunda parte de la semana, es decir durante las últimas dos sesiones, el tipo de cambio ganó terreno principalmente por dos factores:

Se observó un movimiento correctivo del mercado cambiario, con el dólar estadounidense perdiendo 0.51 por ciento entre las sesiones del jueves y viernes, de acuerdo con el índice ponderado. Esto debido a que indicadores económicos de ventas minoristas y actividad industrial para el mes de abril muestran que la recuperación económica se desaceleró.

A su vez, el Banco de México modificó su lenguaje en su anuncio de política monetaria del jueves 13 de mayo, señalando que el balance de riesgos para la inflación está sesgado al alza, algo que no se había mencionado desde hace dos años. La cautela de la Junta de Gobierno envía la señal de que probablemente no se reanudarán los recortes a la tasa de interés y que se mantendrá en 4.0 por ciento el resto del año.

 

En lo que va del año, el tipo de cambio peso-dólar reporta un nivel promedio de 20.24 pesos por dólar y sin variación acumulada, al ubicarse actualmente en un nivel igual del cierre de 2020.

El tipo de cambio FIX (que sirve para solventar obligaciones denominadas en dólares liquidables en México) registró el 14 de mayo un nivel de 19.85 pesos por dólar, su menor nivel desde el 26 de abril pasado y 7 centavos inferior al dato del cierre de la semana anterior de 0.4 por ciento menor, lo que implicó su segundo descenso semanal continuo.

En lo que va de 2021, el tipo de cambio FIX registra un nivel promedio de 20.2388 pesos por dólar y una apreciación acumulada de 6 centavos por dólar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí