Red de corresponsales

Los habitantes de Monterrey, Nuevo León se quedaron sorprendidos, pues al saber que una mujer que habitaba como indigente en sus calles, llevaba casi 30 años desaparecida en Estados Unidos.

La mujer de nombre Jane Mconald-Crone, fue secuestrada en Texas en 1993 y desde entonces su familia desconocía su paradero. Sin embargo, la buena acción de un joven regiomontano hizo que finalmente se supiera su paradero.

Abraham González, un joven de la ciudad mexicana, dio a conocer este extraño suceso. Ya que al decidir dar alimento a una persona en situación de calle, no sabía que lo que realmente estaba haciendo era ayudar al FBI a resolver un caso.

“En la colonia Mitras existe una chica indigente que conocí el día de ayer apoyándola con artículos de primera necesidad. Observé que era ciudadana americana y pasé la voz a amigos para que también la apoyaran. Resulta que una amiga conoce al FBI y pasó el reporte y ahora resulta que fue secuestrada y traída a México a la fuerza“, escribió.

Tras este descubrimiento, se dio parte a las autoridades mexicanas, quienes encontraron a la mujer en el centro de Monterrey, cerca del Palacio de Gobierno. Aunque en primera instancia ella rechazó la ayuda, las autoridades la interceptaron y la contactaron con el Consulado de Estados Unidos.

Según la ficha de búsqueda del FBI, Jane McDonald-Crone contaba con 35 años en 1993 (hoy 62 años) cuando desapareció el 12 de noviembre en Conroe, Texas. Después de su desaparición y tras no tener información de ella por casi 30 años, su familia pensó que la mujer desaparecida había fallecido.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí