LA TRIBUNA

Por Cecilia Martínez

¿Cómo se plantea el regreso a la nueva normalidad por el gobierno en México?

El plan para la “nueva normalidad”, como se le ha llamado en México, se refiere a una herramienta para un regreso escalonado y ordenado, siempre atendiendo las condiciones de avance de cada estado.

Las actividades son: medidas de salud pública y del trabajo, actividades laborales esenciales y no esenciales, espacio público abierto y cerrado, personas vulnerables y actividades escolares.

En el caso de la Ciudad de México, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, se dio a conocer el pasado 20 de mayo, que el plan se apega al semáforo del coronavirus, presentado el 13 de mayo por el gobierno Federal, a partir del cual el regreso a actividades se segmenta de acuerdo a la situación en la que se encuentre determinada región. El semáforo consta de cuatro colores, según los cuales se retomará la llamada “nueva normalidad”.

“Vamos a construir una nueva normalidad, con innovación, una Ciudad de Derechos, para disminuir las desigualdades.En este proceso de entrada a la nueva normalidad, estamos seguros que vamos a ir a una convivencia más urbana y solidaria”, declaró la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum.

“Hay que disminuir viajes y hacer las video llamadas una forma de estar en la nueva normalidad”, apuntó.

Actividades que se reanudan en cada color del semáforo.

Color rojo

Únicamente se reactivarán las actividades esenciales y continuarán las medidas de salud pública y actividades laborales. El espacio público permanecerá cerrado, las personas vulnerables aún no podrán salir y las actividades escolares no serán presenciales.

Color naranja

Las medidas de salud pública y de trabajo se mantienen, se regresará a las actividades no esenciales de manera reducida. Se abren los espacios públicos pero de manera reducida, las personas vulnerables podrán salir pero con las medidas máximas de seguridad sanitaria. En este punto, se dijo que el gobierno implementará estrategias para que este sector cuente con todas las medidas necesarias para salir a las calles.

Color amarillo

Continúan las medidas de salud pública y trabajo, se reincorporan de forma normal las actividades no esenciales. Las actividades públicas también vuelven a la normalidad en espacios abiertos y cerrados. El sector vulnerable puede reducir sus cuidados de máximo a medio.

Color verde

Regresan las actividades escolares, además de las no esenciales y la reapertura de espacios públicos. Se prevé que en este nivel el país regrese a la normalidad pero manteniendo las medidas de salud pública y laboral, así como las acciones de cuidados a las personas vulnerables. Después de pandemia que hemos vivido, para los gobiernos de todos los niveles, volver a cierta normalidad implicará reinventarse y replantearse.

A nivel de salud ¿Cuál será el desarrollo en esta nueva normalidad?

Mientras no exista una vacuna que permita proteger al menos al  70 por ciento de la población, el virus permanecerá, aunque es genéticamente muy estable, se debe vigilar las mutaciones del mismo, conocer los antibióticos que se están utilizando en los hospitales.

Algunas opiniones proponen inyectar recursos a programas de investigación científica, tanto para comprender el fenómeno que estamos enfrentando, como para el futuro. Las soluciones para la salud pública vendrán de los descubrimientos y revaloraciones del conocimiento de la investigación biomédica y de los instrumentos más recientes de los enfoques moleculares.

Al regresar a “nueva normalidad” será necesaria la participación activa de los científicos, los humanistas y la ciudadanía. De otro modo, estamos condenados a una crisis sanitaria aún mayor.

Por su parte, la OMS establece que son indispensables medidas preventivas en los lugares de trabajo, incluyendo distanciamiento físico, instalaciones para lavarse las manos y etiqueta respiratoria; y gestionar los riesgos de contagio por personas que vienen del extranjero.

Los consejos de relajación gradual de las medidas de distanciamiento social por parte de la OMS en Europa reconocen que éstos deben de ser de naturaleza escalonada, toda vez que hasta el momento es difícil comprender el impacto de cualquier programa de retorno a las actividades en cualquier país.

La post cuarentena a nivel social

Cualquier cuarentena deja una huella psicológica, señalan los expertos.

Son muchas las interrogantes que enfrentamos para regresar a nuestras actividades cotidianas  ¿Estamos de verdad preparados?  ¿Tenemos miedo a salir de casa? ¿Hay temor ante la crisis laboral y económica?¿Cómo dejar la extraña comodidad?

“Los efectos negativos de una cuarentena prolongada pueden detectarse meses o incluso años después de haber pasado el aislamiento”, afirma la psicóloga Samantha Brooks

La nueva normalidad no va a tener nada que ver con la antigua. Salimos de una situación excepcional para meternos en otra. También hay que extremar las medidas con la población que ya arrastraba problemas psicológicos de base. Y conviene que los padres estén atentos a los cambios de conducta en sus hijos.

De alguna forma lo que hemos aprendido es a romper paradigmas durante la crisis  y a reinventarnos como individuos

Adaptarnos  al  nuevo contexto, requiere un esfuerzo para modificar nuestros hábitos, nuestros comportamientos, en definitiva nuestra forma de vivir y de relacionarnos con los demás.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí