Redacción

La emergencia sanitaria por el COVID19 tumbó el interés por comprar un bien duradero, como un televisor, lavadora o algún aparato electrodoméstico, pues en junio la confianza del consumidor se mantuvo en mínimos históricos (32 puntos), a pesar de que reportó una marginal recuperación respecto a mayo (cuando se colocó en 31.1 unidades).

Así, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), resultó que el Indicador de Confianza del Consumidor durante el mes pasado se colocó 11.7 puntos por debajo del dato relativo al mes de junio de 2019 (que se situó en 43.7 puntos).

“El valor final del ICC-ETCO de junio se ve afectado por los valores bajos de la percepción de la posibilidad de consumo de bienes duraderos, así como de la situación económica actual del país (de 12.8 y 27.7 puntos cada indicador, respectivamente)”, explicó el INEGI.

Asimismo, se presentan valores más altos en los indicadores de las expectativas para los próximos 12 meses, situación económica de los miembros del hogar, y condición económica del país (45.9 y 38 puntos, en ese orden), circunstancia que señala una percepción de los consumidores un tanto más positiva para el futuro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí