Red de corresponsales

Desde el viernes, Guerrero pasó oficialmente del rojo al naranja en el semáforo sanitario. Después de tres meses de cierre, este fue el primer fin de semana en que el puerto de Acapulco, Guerrero, volvió a abrir sus hoteles, restaurantes y playas para los turistas, pero no logró la meta que se impusieron: apenas la ocupación hotelera llegó a un 13 por ciento.

Con el cambio 11 actividades se reiniciaron, al 30 por ciento de su capacidad, pero en Acapulco, Taxco y Zihuatanejo se priorizaron las turísticas. Este domingo, estos tres destinos turísticos promediaron una ocupación hotelera del 15 por ciento. Acapulco logró un 13 por ciento, Zihuatanejo-Ixtapa un 21 por ciento y Taxco un 11 por ciento. Ninguno llegó al 30 por ciento que estaba disponible para esta reapertura.

El semáforo sanitario para Guerrero cambió el viernes, sin embargo, desde el jueves muy temprano hoteles, restaurantes y playas fueron abiertas para recibir a los turistas y, los turistas,comenzaron a llegar.

 

Hoteles de la costera Miguel Alemán recibieron huéspedes; en la tradicional Quebrada se reanudó el espectáculo de clavados. En el Club de Yates se dio el banderazo para que volvieran a salir las embarcaciones de paseo y de pesca deportiva. Las playas comenzaron a poblarse de nuevo tras tres meses de cierre. Sin embargo, los hoteleros y restauranteros se quedaron esperando más turistas.

Desde hace dos semanas, empresarios y autoridades locales comenzaron a empujar para que se reabriera parcialmente Acapulco por la crisis económica por la ausencia de turistas.
Sin embargo, este fin de semana en Acapulco fue más alta la ocupación hospitalaria que la hotelera. Los hospitales reconvertidos para atender pacientes de Covid-19 estuvieron al 51.4 de ocupación. Este domingo tan sólo en Acapulco se sumaron 104 nuevos casos de contagios de coronavirus. Mientras que los mercados, los tianguis continúan abarrotando.

Esta reapertura no fue la esperaban, no sólo por la falta de turistas, sino porque no pudieron reabrir todos. El paso de la pandemia provocó la quiebra de algunos negocios. El presidente de la Federación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Fecanaco-Servytur), Alejandro Martínez Sídney, informó que más de 480 empresas ya no pudieron abrir este jueves y explicó que estos comercios ya no pudieron abrir porque no resistieron pagar las rentas, sueldos, a los proveedores y los servicios.

En la Costera Miguel Alemán este jueves ya no abrieron los restaurantes Pizza Hut y Buffalo Xtreme. Otros que no regresaron fueron 40 trabajadores del hotel Calinda, que cuando se presentaron a laborar les informaron que estaban despedidos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí