Por Francisco Romero

A pesar de las graves implicaciones legales que conlleva, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que una decena de empresas del sector eléctrico, varias de ellas extranjeras, deberán renegociar sus contratados en México, luego de que el Senado de la República aprobó en “fast track” su reforma en el ramo.

“Vamos a buscar acuerdos en esta lógica de que queremos seguir manteniendo contratos, pero que los tenemos que actualizar a la nueva realidad, que no es sólo a la nueva realidad económica, es a la nueva realidad política”, expuso el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Y lo que sucede, es que el Senado aprobó anoche varios cambios al margo regulatorio del sector eléctrico en México, los cuales están enfocados a fortalecer la presencia de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en el mercado, una acción que desató un enorme rechazo entre inversionistas, especialistas y líder del sector privado. La oposición anunció que interpondrá un recurso de inconstitucionalidad.

La reforma había sido aprobada por la Cámara de Diputados, por lo que sólo se espera que sea promulgada por el Ejecutivo Federal.

“Básicamente son Iberdrola, y unas 10 más, porque esta bien concentrado el manejo del mercado eléctrico”, apuntó el expriísta ante la pregunta sobre cuantas firmas deberán renegociar sus contratos ante la aprobación de la reforma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí