Por Alejandro Durán

En línea con los primeros embates económicos por la emergencia sanitaria, las ventas de los comercios minoristas cayeron 1.3 por ciento a tasa anual durante marzo de este año, lo que representó el mayor tropiezo en 28 meses.

Así, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), resultó que los ingresos por suministro de bienes y servicios en las empresas comerciales al por menor no habían reportado un comportamiento tan negativo desde la caída de 2.0 por ciento observada en diciembre de 2017.

Las mayores caídas en ventas se observaron en Ciudad de México (-11.1 por ciento); Quinta Roo (-7.6); Hidalgo (-5.0); Jalisco y Michoacán (-3.8 cada uno); Puebla (-3.7) y Sinaloa (-2.8 por ciento).

En su comparación mensual, resultó que las ventas en los comercios minoristas disminuyeron 0.8 por ciento de febrero a marzo de este año, con base a datos ajustados por estacionalidad.

En cuando a los negocios mayoristas, resultó que las ventas cayeron 1.6 por ciento a tasa anual, en donde los mayores descalabros se reportaron en Quintana Roo (-23.0 por ciento); Baja California Sur (-11.5); Ciudad de México (-5.8); Coahuila (-5.7); y Nuevo León (-4.0 por ciento).

En su comparación mensual, los ingresos por suministro de bienes y servicios de los comerciales al por mayor cayeron 0.6 por ciento de febrero a marzo de este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí