Por Diana Domínguez Galván
La automotriz japonesa Nissan presentó un plan financiero de cuatro años para lograr un crecimiento sostenible, estabilidad y rentabilidad hacia finales del año fiscal 2023 que incluye el posible cierre de su planta de Barcelona e Indonesia y un aumento de la producción en Norteamérica, incluido México.
El plan implica la racionalización de costos y la optimización comercial a través de medidas decisivas para transformar su negocio al racionalizar las operaciones menos rentables y las instalaciones excedentes, junto con las reformas estructurales.
Asimismo, reducirá los costos fijos al racionalizar su capacidad de producción, su gama global de productos, así como gastos con y una administración disciplinada, la compañía priorizará e invertirá en áreas comerciales que se espera brinden una recuperación sólida y un crecimiento sostenible.


Al implementar el plan, Nissan tiene como objetivo lograr un margen de beneficio operativo del cinco por ciento y una participación de mercado global sostenible del seis por ciento para fines del año fiscal 2023, incluidas las contribuciones proporcionales de su empresa conjunta de capital del 50 por ciento en China.
Makoto Uchida, presidente y director ejecutivo de Nissan, dijo que “nuestro plan de transformación tiene como objetivo garantizar un crecimiento constante en lugar de una expansión de ventas excesiva. Ahora nos concentraremos en nuestras competencias centrales y en mejorar la calidad de nuestro negocio, mientras mantenemos la disciplina financiera y nos enfocamos en los ingresos netos por unidad para lograr la rentabilidad. Esto coincide con la restauración de una cultura definida por “Nissan-ness” para una nueva era”.
El plan de cuatro años se centra en dos áreas estratégicas, basándose en la reputación de innovación, profesionalización, enfoque en el cliente y calidad de Nissan, junto con una transformación cultural continua.
Se prevén una racionalización con acciones sólidas para reestructurar, reducir costos mejorar la eficiencia tales como una capacidad de producción de en un 20 por ciento a 5.4 millones de unidades al año bajo el supuesto de una operación de turno estándar
También se espera lograr una tasa de utilización de planta superior al 80 por ciento, lo que hace que las operaciones sean más rentables, así como racionalizar la línea global de productos en un 20 por ciento.
El plan prevé la reducción de los costos fijos en aproximadamente 300 mil millones de yenes y anunció la intención de cerrar la planta de Barcelona en Europa occidental consolidando la producción norteamericana en torno a modelos centrales.
Asimismo, anunciaron el cierre de la planta de fabricación en Indonesia y concentración en la planta de Tailandia como base de producción única en la región ASEAN
Se apoyará en los socios de la Alianza para compartir recursos, incluyendo producción, modelos y tecnologías y priorizará los mercados principales y los productos principales
La armadolra se enfocará principalmente en sus operaciones clave de Nissan en los mercados de Japón, China y América del Norte, siendo México, parte de esta última región.
Pretende aprovechar los activos de la Alianza para mantener el negocio de Nissan en el nivel operativo apropiado en América del Sur, ASEAN y Europa.
Anunció asimismo su pretensión de salir de Corea del Sur, del negocio de Datsun en Rusia y la racionalización de las operaciones en algunos mercados de la región ASEAN
La armadora se enfocará en segmentos de modelos clave globales, incluidos vehículos mejorados de los segmentos C y D, vehículos eléctricos, autos deportivos
También prevé introducir 12 modelos en los próximos 18 meses con mayor presencia en vehículos eléctricos y automóviles con motor eléctrico, incluido e-POWER, con más de un millón de unidades de ventas electrificadas previstas para un año a finales del año fiscal 2023.
En Japón, se lanzarán dos vehículos eléctricos más y cuatro vehículos e-POWER más, lo que aumenta el índice de electrificación al 60 por ciento de las ventas.
Anunció asimismo la Introducción del sistema avanzado de asistencia al conductor ProPILOT en más de 20 modelos en 20 mercados, cuyo objetivo es que más de 1.5 millones de unidades estén equipadas con este sistema por año para fines del año fiscal 2023.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí