Por Francisco Romero

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció que, además de los trabajadores de salud y los brigadistas, los servidores de la nación que formen parte de las brigadas también serán vacunados contra el COVID-19.

El mandatario recordó que estas cuadrillas se conforman de 10 elementos: cuatro de las Fuerzas Armadas, cuatro promotores (dos servidores de la nación y dos de otras dependencias) y dos del sector salud. Agregó que los voluntarios también serán vacunados cuando se integren.

“Nos estamos preparando: van a ser 10 mil brigadas. Ahora son mil brigadas. Ya se cumplió con la primera etapa y se terminó de aplicar la vacuna que llegó y se envió a hospitales del sector salud que tienen COVID.”, afirmó el jefe del Ejecutivo.

No obstante, confirmó que el personal de salud que labore en primera línea en hospitales privados también será vacunado contra el COVID-19. Aseguró que toda la población tendrá derecho a recibir la vacuna; exhortó a respetar las etapas de la estrategia de vacunación y evitar caer en el influyentismo.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, todas las entidades han recibido vacunas para el personal médico, de las cuales, 17 de ellas han cubierto un 95 por ciento de su aplicación.

“Así va a ser para los adultos mayores.”, aseveró el presidente.

Se espera que la vacunación a esta población comience a inicios de febrero. Para ello, se integrarán 10 mil brigadas con 120 mil personas, entre servidores públicos y voluntarios, las cuales ayudarán a que la vacuna llegue a las 280 mil localidades reducidas y dispersas del país.

Cada centro vacunará a 300 adultos de la tercera edad en una semana, con ello, se inmunizará a un total de tres millones de ancianos de las comunidades más apartadas. El objetivo será aplicar la vacuna a 15 millones de adultos mayores de 60 años de febrero a abril para así reducir la mortalidad hasta en un 80 por ciento.

Por otra parte, adelantó que el lote de 400 mil dosis de Pfizer que arribarían mañana, 19 de enero, se limitarán a la mitad, aproximadamente a 200 mil, esto luego que la ONU demandara más entregas de la farmacéutica al organismo para ofrecerlas a países con menos recursos.

Ante ello, el presidente mencionó que, para no detener el plan de vacunación en el país, se recurriría al uso de la vacuna de CanSino, sin embargo recordó que se está acordando la llegada de otras vacunas, tales como como Sputnik V y Astra Zeneca.

“Tenemos opciones para que se cumpla con el plan para que a finales de marzo se tengan vacunados a todos los adultos mayores de 60 años.”, aseveró.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí