Redacción

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ya advirtió que le dará la vuelta a lo que resuelva la Suprema Corte de Justicia de la Nación en cuanto a aplicar la justicia en base a consultas populares.

Y lo anterior, porque anunció que si los magistrados resuelven que su propuesta de consulta para juzgar a ex presidentes es anticonstitucional (como en cualquier Estado de Derecho efectivo ocurre), entonces presentará una reforma al Artículo 35 de la Constitución para que prospere su idea.

“Tendríamos que plantearnos dos cosas: Una para qué está ese Artículo en la Constitución, es una simulación es letra muerta y olvidarnos de eso; sí diríamos eso  desde luego, pero yo tengo la responsabilidad de buscar que en México, porque fue mi compromiso, se lleve a cabo la consulta ciudadana y otro métodos democráticos, el plebiscito, el referéndum, la revocación de mandato, todo lo que tiene que ver con la democracia participativa y de inmediato estaría mandando una reforma, una iniciativa de reforma al 35 para que no se cancele esta posibilidad”, afirmó.

Y lo que sucede, es que mañana la SCJN votará si es inconstitucional la consulta popular que promueve el presidente López Obrador como mecanismo para decidir si se aplica la ley.  Al interior de la Corte, ya se han presentado propuestas, como la del ministro Luis María Aguilar Morales, quien considera que la idea del político tabasqueño va en contra del Estado de Derecho.

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo Federal ya adelantó que le tiene sin cuidado lo que resuelva la SCJN, pues afirmó que enviará una reforma para avalar su idea.

“Queremos que haya democracia participativa, nos vamos a quedar limitados, a la democracia representativa, o damos un paso adelante para que el pueblo en todo momento decida la forma de su gobierno, es la esencia de la democracia, lo que establece el Artículo 39 de nuestra Constitución que es muy sencillo, de explicar, se quiere que el pueblo solo vote cada tres, cada seis años, para tener representantes, o se quiere que el pueblo elija a sus representantes cada tres o seis años o pueda ser consultado cuando se trate de asuntos trascendentes”, afirmó en el marco de su conferencia de prensa mañanera.

Finalmente, en otro orden de ideas, López Obrador anunció que el próximo año se llevarán a cabo una serie de festejos para celebrar la instauración de Tenochtitlán, la Consumación de la Independencia de México y demás eventos históricos, festividades que implicarán millonarios recursos en el marco de la emergencia sanitaria que enfrenta el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí