Red de corresponsales

Chilpancingo, Guerrero, Por decreto, el gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, determinó amplía la suspensión de actividades no esenciales hasta el 30 de junio, debido a que Guerrero continúa en semáforo rojo y ha presentado un alto número de contagios y fallecimientos, particularmente en Acapulco.

Acapulco representa el 63% de casos positivos de COVID-19 en el estado, superando las 200 defunciones, más de la mitad del acumulado a nivel estatal, apuntó el secretario de salud, Carlos de la Peña Pintos.

De esta manera, deberán continuar cerrados negocios como hoteles, gimnasios, spas, centros de masajes, cines, plazas comerciales, iglesias, mezquitas o centros de culto, conciertos masivos, espectáculos deportivos y musicales, bares, cantinas, salones de fiesta, entre otros.

Cabe destacar que actividades como la hotelería continuarán suspendidas y mientras tanto, se capacitará al sector para ofrecer un mejor servicio durante la reapertura.

El transporte público deberá mantener medidas de prevención como el uso de cubrebocas en choferes y usuarios, sana distancia, aplicación de gel, desinfección permanente de sitios y vehículos y el establecimiento de filtros sanitarios con toma de temperatura.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí