Red de corresponsales

El presidente de Estados Unidos también lanzó un programa para que los empleadores puedan dar tiempo libre a sus empleados para que éstos puedan ir a inocularse. “La vacuna es gratis, es conveniente, y está cada vez más disponible”, insistió.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, anunció el comienzo de una nueva etapa en el ambicioso plan de vacunación que se está llevando adelante en el país contra el COVID-19.

“Si eres mayor de 16 años ya puedes pedir tu vacunación gratuita contra el COVID-19″, dijo el presidente, lo que representa una ampliación de los grupos etarios para recibir el inmunizante. “Estadounidenses de más de 16 años, es su turno ahora”, reforzó.

Biden explicó que muy pronto estará vacunado el 80% de los mayores de 60 años con al menos una dosis, mientras los centros educativos han comenzado a abrir en el país como resultado de la vacunación de maestros y personal educativo en todos los estados.

En un discurso, Biden también dijo que espera que Estados Unidos alcance su objetivo de 100 días de recibir 200 millones de vacunas contra el coronavirus al final del día, incluso cuando la nación enfrenta un aumento en las infecciones. “Hoy alcanzaremos las 200 millones de dosis”, dijo Biden. “Es un logro increíble para la nación”.

La mitad de los adultos en EEUU ha recibido al menos una dosis de vacuna, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Un tercio de los adultos estadounidenses están completamente vacunados, así como el 26% de la población en general.

El presidente demócrata quiso persuadir a los jóvenes para que se vacunen. “Quizás creen que no necesitan vacunarse. Déjenme explicarles por qué sí. Una razón es que la vacuna evitará que te enfermes gravemente, o incluso te mueras. Si estas totalmente vacunado las posibilidades de que eso te ocurra son ínfimas; la vacuna puede salvar tu vida. La segunda razón es que lo hagas por tu comunidad. Si tu te vacunas estás protegiendo a todos a tu alrededor”.

Biden afirmó que actualmente, “el 90% de los estadounidense viven a menos de 5 millas de un centro vacunatorio”, con lo que cualquiera puede acceder fácilmente a ser vacunado.

“La vacuna es gratis, es conveniente, y está cada vez más disponible”, insistió el presidente.

Durante su discurso, el mandatario lanzó un programa para que cada empleador en EEUU “chico o grande, pueda darle tiempo pago a sus empleados para ir a vacunarse. Ningún trabajador en EEUU deberá perder dinero por ir a vacunarse”, aclaró.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí