A partir de esta semana, Volkswagen de México  reiniciará la producción de sus tres modelos Jetta, Tiguan y Taos en su planta de Puebla,  pues prevé la normalización del abasto de semicondutores durante la segunda parte de 2021.

Después de que la armadora detuvo la fabricación de los tres modelos en la entidad, a raíz de la escacez de chips para la producción automotriz en el mundo, la compañìa alemana informó en comunicado que “existe la expectativa general de una mejoría en el suministro de semiconductores en la segunda parte del año.

“Frente a este escenario, y tras llevar a cabo un ajuste a su programa de producción durante el mes de junio, Volkswagen de México prepara un regreso a las actividades para sus tres segmentos de manufactura. Los arranques para los modelos Jetta, Taos y Tiguan se llevarán a cabo de forma independiente y en diferentes fechas a partir de la presente semana y durante el mes de julio”.

El abasto de semiconductores para la industria automotriz se vio afectado en todo el mundo, despuès de que la pandemia del Covid-19 obligó a la población global a intensificar el trabajo desde casa, por lo que se incrementó fuertemente la demanda de dispositivos portátiles y con ello de semiconductores.

Esto obligó a las fabricantes de chips electrónicos a llevar la mayor parte de su producción a la industria de la tecnología, dejando en segundo lugar al sector automotriz.
Sin embargo, en la medida en que se normalizan las actividades mundiales, la demanda también se prevé que se normalice y la industria en México estima que será a partir de la segunda mitad de este año 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí