Redacción

El Presidente Ejecutivo de la Asociación Nacional de Distribuidores de Vinos y Licores (ANDIVYL), Iñaki Landáburu Llaguno, apoyó la propuesta de modernizar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para bebidas alcohólicas pues de esa forma se cierra la brecha para el mercado informal, para quienes falsifican facturas por productos de importación o para aquellos que no pagan completamente sus impuestos.

Además, con la propuesta de gravar el grado de alcohol y no el precio del producto se evita un daño no deseado a las industrias artesanales y, principalmente, se les pega a las bebidas alcohólicas adulteradas, se apoya a las industrias artesanales y se pone un alto a la proliferación de las industrias ilegales.

“Y lo más importante: la salud de nuestros consumidores. Queremos que la gente consuma productos certificados, apegados a las normas, con marbete, productos que no les hagan daño”, resaltó el presidente de ANDIVYL.

Con este nuevo impuesto se puede controlar la venta de alcohol clandestino pues propicia muertes y hay que destacar que el 35% de la comercialización informal de estos productos no paga impuestos, lo que daña al erario público.

Recordó que el año pasado se registraron 21 muertos e intoxicados que aparecieron en Tamazula y Mazamitla, Jalisco y 10 más en el estado de Puebla por consumo de este tipo de bebidas.

Iñaki Landáburu Llaguno participó en el Foro “Hacia la modernización del esquema fiscal de las bebidas alcohólicas en México”, organizado por el Instituto “Belisario Domínguez” del Senado de la República, donde opinaron, además de los Senadores Gerardo Novelo Osuna, Ovidio Peralta Suárez, Susana Harp Iturribarría, Alejandra del Carmen León Gastélum, Gustavo Madero Muñoz, la titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones, Gady Zabicky así como productores de mezcal y tequila.

El presidente de ANDIVIL y ANAM, mencionó que ambas asociaciones representan el 54% de la distribución legal de vinos y licores, “y para nosotros hay dos prioridades: el piso parejo y la salud de México”.

Este piso parejo también nos va a poner parejos con los ilegales porqué, porque hoy en día gran parte del consumo de alcohol en México es ilegal algunos le llaman informal pero no, es ilegal porque si no paga impuestos o paga nada más una partecita de esos impuestos es ilegal y mucho de ello está dado por la subvaluación, ratificó.

Por ello, reiteró, “para nosotros primero la salud de nuestros consumidores, queremos que la gente consuma productos certificados.

La Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Tabaco y Alcohol, más reciente, evidenció que entre 2011 y 2016 “el consumo excesivo de alcohol” aumentó 250% tan sólo en las mujeres de 12 a 17 años.

La propuesta que plantea el senador Gerardo Novelo Osuna es ¡Un cambio de modelo! pasar del modelo ad valorem al modelo ad quantum o cuota fija en función del contenido de alcohol. Una cuota de 1.40 por cada grado de alcohol por litro. Esta propuesta tenderá a diferenciar precios reales y, al mismo tiempo, hace más complicada la evasión, de manera que podría tener recursos adicionales para el sistema de salud.

Bajo un esquema de cuota fija ad quantum por grados de alcohol por litro, el IEPS a las bebidas cervezas (sobre todo artesanales) y vinos pagarían menos, y las bebidas que hoy resultan baratas y de mala calidad, pero con alto grado de alcohol (las famosas “aguas locas”), pagarían más.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí