Por Francisco Romero

Fiel a su estilo de atacar a instituciones públicas, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, intensificó sus ataques en contra del Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), al calificarlos como “los más tenaces violadores de la ley y los más opositores a la democracia en México”.

El mandatario mexicano volvió a arremeter este jueves contra el INE y el TEPJF, a quienes acusó de hacerse “de la vista gorda” ante actos de compra de votos, como en el presunto caso de la tarjeta rosa del candidato priista a la gubernatura de Nuevo León, Adrián de la Garza.

“La paradoja es que el INE en vez de garantizar la democracia, ha sido creado y funciona en los hechos para impedir la democracia, por que esto no lo ve el INE, se hace de la vista gorda”, afirmó el político tabasqueño.

López Obrador, a pesar de la aplicación de la veda electoral que se aplica en cada proceso electoral, afirmó que no se quedará callado ante actos de compra de votos o fraudes electorales, y conminó a la ciudadanía a denunciar todas estas prácticas que dañan la democracia en México.

“¿Que el presidente que viene de una lucha de años por hacer valer la democracia no denuncie esto porque es injerencia en lo electoral? ¿Qué no todos los mexicanos tenemos la obligación de hacer realidad la democracia?”, refirió.

“Si hay acciones fraudulentas se tiene que denunciar, si no para qué se reformó la Constitución con el propósito de que el fraude electoral se a considerado como delito grave? ¿Para qué tenemos la Fiscalía electoral?”, enfatizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí