Redacción

La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), respaldó la posición del gobierno Federal de no promover más ni nuevos impuestos para el próximo año, pues la solución de fondo a los problemas que enfrenta el erario es regular la informalidad, espacio en donde no se obtienen recursos pero si se utilizan servicios públicos.

De tal manera, el sindicato patronal afirmó coincidir con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en el sentido de rechazar un aumento de impuestos, ya que en un momento como el enfrenta el país, el elevar la carga impositiva podría significar un daño muy grande, e incluso fatal, para las empresas y sus trabajadores.

Y lo que sucede, es que el Fondo Monetario Internacional (FMI), atendiendo el artículo IV del Convenio Constitutivo del organismo y después de realizar un análisis de las fortalezas y debilidades de la economía mexicana, publicó el pasado 6 de octubre, una serie de recomendaciones para el Gobierno de México, y entre varios temas, propuso una reforma fiscal integral para nuestro país.

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) respondió al organismo internacional, respecto a que rechazaba cualquier aumento de impuestos, incluidos el ISR [Sobre la Renta], el IVA [Valor Agregado] y los tributos relacionados a gasolinas, sobre todo ante la coyuntura de la crisis económica y social que enfrentamos a consecuencia de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2 (que causa la enfermedad COVID-19).

“Ponemos en perspectiva que desde antes de la pandemia, las empresas en México ya enfrentaban una de las tasas de impuestos más altas entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”, apuntó la COPARMEX.

En este sentido, dijo que después de Francia y Colombia, México se ubica como el tercero entre las naciones miembro de dicho organismo internacional. Ello, entre otras cosas, debido a la alta tasa de ISR que se cobra a las empresas mexicanas, que supera en 8.2 puntos porcentuales el promedio entre los países de la OCDE.

A pesar de ello, México es el que reporta una menor recaudación de impuestos como porcentaje del Producto Interno Bruto entre los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), con 16.1 por ciento, cuando el promedio de la organización internacional es de 34.3 por ciento, menor también al promedio de América Latina, que es de 23.1 del PIB.

“Ante este escenario, en la COPARMEX consideramos que la solución no debe de estar enfocada en el aumento de las tasas impositivas, que de por sí ya son unas de las más altas del mundo, sino, al contrario, los esfuerzos se deben centrar en combatir la informalidad, para de esta forma aumentar la recaudación”, dijo el organismo encabezado por Gustavo de Hoyos.

Por otro lado, el sindicato patronal pidió que la SHCP tome en cuenta otras de las recomendaciones que emitió el FMI. En específico, la necesidad de aumentar el apoyo otorgado por el Gobierno Federal para amortiguar los impactos económicos y sociales de la pandemia.

“Observamos que hasta el momento dicho apoyo ha sido muy limitado, por lo que desde la COPARMEX hemos puesto sobre la mesa la implementación de un plan robusto de impulso al empleo, equivalente al 1 por ciento del PIB, y que estaría en el margen recomendado por el FMI”, comentó.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí