Por Mónica Delgado Torres

El año pasado en México, se registraron más de 12.8 billones de intentos de ciberataque, lo que se traduce a alrededor de 35 millones de intentos diarios, la mayoría de los cuales siguen la tendencia de Latinoamérica y están especialmente diseñados para entrar en redes bancarias, obtener información financiera y robar dinero.

Datos de la plataforma Fortinet Threat Intelligence Insider Latin America, revelan que en América Latina y el Caribe, se reportaron 58 billones de intentos de ciberataques en 2019.

Entre las amenazas más detectadas durante 2019, se encuentran dos ataques dirigidos específicamente al sector bancario: DoublePulsar y Emotet.

DoublePulsar es un ataque tipo “backdoor”, utilizado por el ransomware WannaCry y en intrusiones a bancos regionales en 2018; aprovecha vulnerabilidades ya resueltas, su uso continuo evidencia la gran huella de software sin actualizaciones en México que afecta tanto a empresas como a individuos.

A su vez, Emotet es un botnet dirigido a bancos que permite que un atacante remoto puede emitir comandos para realizar diferentes operaciones como descargas de malware y ransomware.

Al respecto, Eduardo Zamora, Country Manager de Fortinet México, expuso que el cibercrimen es uno de los mayores riesgos de hoy y continúa evolucionando en México a un nivel alarmante, tanto en cantidad como en sofisticación.

Ante este panorama de amenazas, advirtió, las empresas y las instituciones financieras en particular se ven obligadas a repensar sus estrategias de ciberseguridad para asegurar la continuidad del negocio.

La investigación de la firma tecnológica Fortinet desvela también que existe un fuerte aumento en la actividad de malware, exploits y botnets que ingresa a través de ataques de ingeniería social como el phishing.

Estas amenazas varían desde descargas no deseadas y troyanos que permiten tomar control de dispositivos infectados hasta explotación de vulnerabilidades y muchas de estas amenazas también buscan propagar malware para robar información crítica.

Fortinet Threat Intelligence Insider Latin America refiere que las criptomonedas son uno los objetivos más buscados por los cibercriminales; gran parte de los ataques de criptominería a nivel mundial fue detectada en América Latina y el Caribe.

Así, el 84 por ciento del troyano W64/CoinMiner y el 77 por ciento del malware Riskware/CoinMiner a nivel mundial en el 2019 fue dirigido hacia la región, puntualizó la empresa de soluciones en ciberseguridad  en un comunicado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí