Redacción

Los mercados públicos de la Ciudad de México, que suman 329 establecimientos distribuidos en las 16 alcaldías de la capital, reportan caídas en sus ventas de hasta 80 por ciento por el descenso en la actividad económica derivada de la Fase 2 de alerta por COVID-19.

El presidente del Frente de Comerciantes Colaboradores del Servicio Público de Mercados de México, Edgar Álvarez, señaló que las ventas en los mercados públicos de la capital bajaron al menos 60 por ciento, pero pese a ello, los locatarios no abandonan su actividad.

“Los locatarios están buscando maneras alternativas para poder establecer su comercialización. Por ejemplo están llevando pedidos a domicilio. A pesar de ello, la venta se vino abajo. Estamos en una situación muy complicada. A partir que se dio el anuncio de no salir de casa, de la Fase 2, la venta se terminó de caer en todos los mercados”, aseguró.

El Mercado Lázaro Cárdenas, ubicado entre Avenida Coyoacán y la calle Romero de Terreros, en la colonia Del Valle, se inauguró en 1956. Hoy en día cuenta con 450 locales, en los que es posible encontrar comerciantes dedicados a la venta de comida venezolana, española y poblana, así como a la mercantilización de artificios para la buena fortuna y a la reparación de casas de muñecas y de muñecas.

Uno de sus locatarios y propietario del restaurante “Del Plato a la Boca”, Manuel Gálvez Suchil, dijo que las afectaciones de la pandemia a su negocio son mucho mayores, y estimó una reducción de entre 70 y 80 por ciento a sus ventas, lo que provoca que su negocio esté en crisis porque tienen varios empleados.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí