Redacción

Derivado de una racha de crecimiento, las reservas internacionales están cerca de alcanzar su récord histórico, pues de acuerdo con información del Banco de México (BANXICO), durante la semana pasada reportaron un incremento de 599 millones de dólares, con lo que alcanzaron un saldo de 193 mil 130 millones de dólares, es decir, cerca del mayor monto reportado hasta el momento de 196 mil 010 millones de dólares, alcanzado el 30 de enero de 2015.

Con ello, dichos recursos reportan un crecimiento acumulado de 12 mil 253 millones de dólares respecto al monto que reportaron al cierre del año pasado, cuando alcanzaron un volumen de 180 mil 877 millones de dólares.

Las reservas internacionales están conformados por activos (dinero, metales preciosos y líneas de crédito que tiene el país con diferentes instancias financieras), y su objetivo es hacer frente a crisis económicas como la que está experimentando el país hoy en día. Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha sugerido al banco central no utilizar esos recursos para revertir la ca´da que reporta el peso mexicano respeto al dólar ante los embates económicos que ha dejado la pandemia.

Por medio de un reporte, el BANXICO explicó que la variación semanal en la reserva internacional fue resultado de un incremento por la venta de dólares de PEMEX al Banco de México por 600 millones de dólares así como a una reducción de un millón debido principalmente al cambio en la valuación de los activos internacionales del Instituto Central.

A través de su estado de cuenta semanal, el BANXICO informó que n la semana que terminó el 21 de agosto, realizó operaciones de mercado abierto con instituciones bancarias para compensar una contracción neta de la liquidez por 167 mil 274 millones de pesos.

Lo anterior fue resultado de una contracción debido al depósito de recursos en la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 187 mil 358 millones de pesos, una expansión como resultado de la venta de dólares de Pemex al Banco de México, por el equivalente a 13 mil 279 millones y a una expansión por seis mil 805 millones de pesos, debido a la menor demanda por billetes y monedas por parte del público.

Finalmente, la base monetaria (billetes y monedas en circulación y depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banco de México) disminuyó seis mil 805 millones de pesos, alcanzando un saldo de un billón 913 mil 219 millones de pesos.

“Esta cifra implicó una variación anual de 22.3 por ciento; el crecimiento de la base monetaria se ha incrementado debido en parte a factores asociados a las medidas sanitarias implementadas en el país, que habrían aumentado la demanda de efectivo por parte del público como medio de pago”, precisó el instituto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí