Por Francisco Romero

Usuarios de cigarros electrónicos están en espera de que los jueces otorguen los primeros amparos de los más de 300 recursos que fueron solicitados en los últimos meses, con el objetivo de echar abajo el decreto presidencial que prohíbe la importación de ese tipo de dispositivos.

Juan José Cirión Lee, presidente de la organización México y el Mundo Vapeando, explicó que existe todos los elementos legales para esperar que los jueces consideran que el decreto presidencial emitido en febrero pasado es anticonstitucional, en virtud de que fue sustentado con falsedades.

“La inconstitucionalidad es muy clara porque el decreto se basa en información que es falsa; porque en el momento en que se justifica el decreto se hace referencia a criterios que han sucedido con esta enfermedad que se le llamó EVALI y que se dio solamente en Estados Unidos a raíz del consumo de algunos líquidos adulterados que se vendían en el mercado negro y que contenían principalmente THC, el cual es un compuesto psicoactivo de la marihuana junto con un compuesto que se llama Acetato de Vitamina E y que causó enfermedades e inclusive muertes en Estados Unidos”, explicó el especialista.

Sobre este punto, cabe recordar que el decreto firmando por el presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que “se ha reportado la utilización de estos dispositivos (vaporizadores), genera inflamación de las vías respiratorias, el incremento de glóbulos blancos en sangre, así como opacidades bilaterales pulmonares (manchas en el pulmón), baja oxigenación de la sangre o inclusive falla respiratoria, además de un aumento de la sensibilidad de las células de las vías respiratorias a infecciones virales”.

“Se prevé -agregó el decreto emitido en febrero- que su uso a largo plazo aumente el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica y cáncer de pulmón. Hasta el 4 de febrero de 2020 el CDC ha registrado 2,758 pacientes hospitalizados (de todos los estados de EU), con enfermedad pulmonar grave, incluyendo 64 defunciones (provenientes de 27 estados de dicho país), asociados al uso de dispositivos de vapeo”.

Ante ello, Juan José Cirión Lee, advirtió que el decreto omitió las aclaraciones que apuntó el gobierno de Estados Unidos, en el sentido de que la intoxicación fue por el vapeo de sustancias adquiridas en el mercado negro y no por la actividad propia del vapeo.

Por ello, informó que más de 300 personas físicas y morales han solicitado amparos en contra del decreto, con el objetivo de que los jueces verifiquen el sustento inválido que presentó el gobierno federal y con ello echar abajo la disposición, pues hoy en día la falta de acceso a cigarros electrónicos provoca que exfumadores estén en riesgo de retomar el hábito del tabaquismo, argumentó

“Los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos claramente determinan que la enfermedad EVALI deriva de ciertos productos adulterados, sin embargo en México dicen que el vapeo en general causa estas muertes súbitas en sus usuarios, lo cual vale la pena destacar que si el vapeo tiene 10 años en el mercado en todo el mundo y de repente hay un brote muy específico sólo en un lugar del mundo, pues es mentira que el vapeo en general causa esta enfermedad entonces la inconstitucional de la base técnica científica con la que se justifica el decreto es falsa”, explicó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí