Redacción

Aunque la confianza del consumidor comienza a mostrar señales de recuperación, lo cierto es que el indicador todavía no alcanza los niveles reportados en los primeros meses de la presente administración federal.

Y lo anterior, porque de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), durante mayo de este 2021, el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC), se colocó en 42.7 puntos, nivel que si bien es ligeramente mayor en 0.3 puntos a lo reportado en el mes previo, pero es inferior 5.6 unidades por debajo del máximo alcanzado en febrero de 2019 (48.3 enteros).

Al respecto, Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base, advierte que la tendencia negativa que reporta la confianza del consumidor comenzó a apreciarse antes del brote de la pandemia del COVID19.

“Antes de la pandemia, el indicador ya había disminuido 4.7 puntos respecto de ese máximo histórico, lo cual muestra que los hogares sentían un deterioro en el entorno económico, incluso antes de que comenzara la crisis del COVID19; hacia adelante, se espera que la confianza se recupere a medida que la actividad económica regrese a la normalidad, aunque las elecciones que se llevarán a cabo este 6 de junio podrían tener un impacto importante en ello, dado que esto influye significativamente en las expectativas de los consumidores”, explicó.

No obstante, recordó que en el marco de la victoria de Andrés Manuel López Obrador en las últimas elecciones presidenciales, si bien la confianza del consumidor mostró un incremento importante, lo cierto es que ese efecto no tuvo eco en la actividad económica.

“Vale la pena recordar que en julio 2018, justo tras la victoria de AMLO y Morena en las elecciones, el indicador de confianza del consumidor dio su mayor incremento mensual en registro de 6.0 puntos. Sin embargo, esto no se vio reflejado en el consumo ni en el crecimiento económico”, argumentó la especialista.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí