Redacción

La Secretaría de Seguridad (SS) a través de la Subsecretaría de Control Penitenciario, activó el protocolo sanitario y trasladó a 23 personas privadas de la libertad al Centro Penitenciario y de Reinserción Social (CPRS) de Neza-Norte, luego de que se confirmaran cuatro casos positivos y 19 sospechosos de COVID-19 procedentes del Centro Penitenciario de Cuautitlán.

En un comunicado, la dependencia explicó que el CPRS de Neza-Norte se encuentra habilitado como hospital especializado para albergar hasta 200 personas, en donde se puede brindar atención médica a los afectados por la pandemia.

Ninguno de los internos trasladados presenta síntomas graves de la enfermedad, sin embargo, se tomó la decisión de que personal médico especializado vigile y atienda todos los pacientes hasta que estén en óptimas condiciones.

Mientras tanto, las autoridades penitenciarias mantienen comunicación con las familias de los presos infectados a fin de notificar puntualmente sobre su estado de salud.

En el Centro Penitenciario de Cuautitlán se mantiene la suspensión de la visita familiar hasta nuevo aviso, además se ampliaron los horarios para llevar objetos de aseo e higiene personal y se mantiene el descuento del 100 por ciento de llamadas telefónicas los fines de semana.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí