Redacción

El insomnio por malas noticias económicas no ha terminado, advierte el Banco de México (BANXICO), pues el subgobernador del banco central, Jonathan Heat, reconoció que “le quita el sueño” que todo apunta que el año 2021 será igual de difícil que este 2020, lo cual, sumado a un presupuesto público “austero”, limita las posibilidades de alcanzar las proyecciones de crecimiento.

En ese sentido, el funcionario del instituto central dijo que, si bien ya comienza a aparecer la luz al final del túnel, lo cierto es que la recuperación no se aprecia muy sólida, por lo que es factible que se requieran de dos a seis años para recuperar lo que ha dejado la crisis económica por la emergencia sanitaria por el COVID19.

Al participar en un foro convocado por la calificadora Moody´s, dijo que sus opiniones son a título personal, pero admitió que con un presupuesto austero, tal y como lo presentó el gobierno federal ayer por la tarde al Congreso de la Unión, será difícil inyectar dinamismo a la actividad económica.

Jonathan Heat, reconoció que las tres preocupaciones que no lo dejan dormir por las noches son: La endeble recuperación económica y del mercado laboral, a pesar de que ya se reportan cifras positivas.

El segundo punto es la endeble coordinación y solidaridad entre los sectores públicos y privado.

Y el tercer problema, apuntó, es el repunte temporal en los niveles de inflación. Sobre este punto, dijo que si bien se estima que para finales del año entrante se podría lograr que la variable se coloque dentro del rango objetivo de entre dos y cuatro por ciento a tasa anual, reconoció que los hogares de ingresos más bajos son los que destinan una proporción mayor en el consumo de mercancías, por lo que podrían ver afectado su poder adquisitivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí