Por Alejandro Durán

Presionado principalmente por el encarecimiento que reportaron alimentos, en agosto pasado repuntó la inflación, pues de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), durante el mes pasado el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), reportó un incremento mensual de 0.39 por ciento, con lo que a tasa anual alcanzó 4.05 por ciento, su mayor nivel desde junio de 2019.

Por lo anterior, el indicador se colocó fuera del rango objetivo que plantea el Banco de México (BANXICO), de entre dos y cuatro por ciento a tasa anual.

De tal manera, la inflación acumulada en lo que va de este 2020 suma 1.82 por ciento, en línea con la previsión de los analistas, quienes proyectan que el indicador se colocará en alrededor de cuatro por ciento para el cierre de este año.

Por medio de un reporte, el INEGI explicó que el alza mensual que reportó la inflación fue resultado del incremento que reportaron principalmente los alimentos, como el caso del limón (32.93 por ciento); la piña (26.40 por ciento); jitomate (13.86); tomate verde (16.66); cebolla (10.18); y fríjol (2.36 por ciento).

En contraparte, entre los productos que mostraron bajas en sus precios destacaron la naranja (-11.92 por ciento); chile serrano (-10.04); plátanos (-5.98); y aguacate (-3.66 por ciento).

De esta manera, resultó que el rubro de agropecuarios (frutas, verduras y pecuarios), fue el rubro en donde los precios aumentaron más durante agosto pasado.

Para dimensionar el actual comportamiento de la inflación, cabe mencionar que mientras en agosto de este año los precios al consumidor reportaron un incremento mensual de 0.39 y anual de 4.05 por ciento, en el mismo mes del año pasado los valores fueron de -0..02 por ciento y de 3.16 por ciento, en ese orden.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí