Por Diana Domínguez Galván

Aunque la venta de vehículos en el país durante el pasado mes de abril registró un incremento de 139.39 por ciento, respecto a igual mes del año anterior, la comercialización de unidades continúa deprimida, pues respecto a marzo pasado se reportó una caída del 12.5 por ciento, de acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Y es que en el comparativo anual, el aumento que pareciera espectacular de casi el 140 por ciento, es relativo, toda vez que en abril de 2020 el sector tuvo la caída más pronunciada de su historia reciente, debido al inicio de la pandemia del Covid-19.

Fue por esa razón que en el cuarto mes del año anterior se vendieron en México 34 mil 927 unidades, lo que repesentó el desplome del 64.5 por ciento, en realción a las 98 mil 366 unidades vendidas en igual mes del año 2019.

Así que, comparado con abril de 2019, la venta de unidades sigue a la baja con un retroceso del 10.4 por ciento, respecto a ese año.

En tanto, en la comparación mensual, mientras que en marzo pasado se vendieron 95 mil 513 vehículos, para abril la venta disminuyó en 11 mil 901 unidades, es decir, un 12.5 por ciento menos.

Asimismo, el primer cuatrimestre concluyó con la comercialización de 342 mil 651 vehículos ligeros, dato que refleja un aumento del 3.31 por ciento, respecto al primer cuatrimestre de 2020 cuando se colocaron en el mercado 331 mil 658 unidades, lo que representa un aumento de 10 mil 993 unidades.

Con estas cifras, el mercado de vehículos ligeros en abril se ubicó en línea con la expectativa de AMDA de 82 mil 931 unidades, mostrando una diferencia porcentual de 0.8 por ciento menos con respecto al dato observado.

Respecto a estos resultados, el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (Amda), Guillermo Rosales Zárate, señaló que pese al crecimiento registrado en abril y el acumulado de los primeros cuatro meses de 2021, los elementos de riesgo continúan presentes para el mercado interno.

Entre ellos se anotan los efectos de la problemática global que ha impactado la disponibilidad de semiconductores, así como el incremento que registran los índices de precios tanto el general (+6.05 por ciento) como de vehículos (+9.15 por ciento) en comparativa anual con datos al corte de la primera quincena de abril 2021.

En cuanto a los elementos positivos de impulso económico, se cuenta el mejor desempeño esperado del Producto Interno Bruto (PIB) para el país, que conforme a la encuesta de expectativas de Banco de México sería de 4.8 por ciento, reflejando un incremento contra el pronóstico del mes anterior (4.5 por ciento).

Asimismo, por segundo mes consecutivo se registra un avance anual en la confianza empresarial del orden 32 por ciento en sector manufacturero y de 44 por ciento en equipo de transporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí